BEV, PHEV, E-REV

Las diferentes formas de la e-movilidad.

Los vehículos eléctricos cubren un amplio abanico técnico, desde los impulsados principalmente por un motor de combustión, hasta los impulsados exclusivamente por electricidad.

Vehículo 100% eléctrico: BEV.

Son 100% eléctricos y no generan emisiones. Están propulsados por uno o varios motores alimentados por baterías. Por tanto, no requieren combustible fósil. La batería se carga conectándola a la red eléctrica.

Coche Híbrido Enchufable: PHEV.

Dispone de un motor de combustión y de uno o varios motores eléctricos. Pueden circular a velocidades más altas (hasta 130 Kmh) y durante distancias más largas (aprox. 40 km) solo con energía eléctrica. El motor de combustión recarga la batería durante la conducción y ésta se carga en parado con un cargador externo.

Eléctricos Híbridos: HEV.

Incorporan un motor de combustión y un motor eléctrico. Normalmente son impulsados por el motor de combustión, pero a bajas velocidades (hasta 50 km/h) y en distancias cortas (aprox. 3 km) pueden circular en modo totalmente eléctrico. La electricidad es generada por el motor de combustión.

Eléctricos Semihíbridos: MHEV.

Su propulsor principal es un motor de combustión, pero está apoyado por un motor eléctrico auxiliar (< 20 kW) de 48 voltios que aumenta el par motor y ayuda a reducir el consumo. Nunca pueden circular en modo totalmente eléctrico. También son llamados Híbridos Suaves o Híbridos Ligeros.

Eléctricos con Autonomía Extendida: E-REV.

Son coches eléctricos alimentados por batería que incluyen un pequeño motor de combustión auxiliar cuyo único fin es recargar la batería. Nunca pueden circular impulsados solo por el motor de combustión.

Eléctricos de Pila de Combustible: FCEV.

Están propulsados únicamente por un motor eléctrico, pero a diferencia de los BEV, la electricidad es generada por pilas de combustible en lugar de por baterías. Las pilas de combustible generan electricidad combinando el hidrógeno almacenado en un depósito con el oxígeno del aire. Al igual que los BEV, no generan emisiones.

Opel produce actualmente dos tipos de vehículos eléctricos:

  • Eléctrico de Batería (BEV): Corsa y Ampera-e (disponible en determinados mercados)
  • Híbrido Eléctrico Enchufable (PHEV): Grandland X Híbrido Enchufable

 

Veamos las características más importantes de cada tipo:

Claves de los Coches 100% Eléctricos (BEV)
  • Disponen de motor eléctrico y batería
  • La batería se carga mediante un cable a la red en un punto de carga privado o público
  • Durante la circulación, la batería se recarga con la energía recuperada cada vez que se quita el pie del acelerador o se pisa el freno
  • La autonomía varía según el estilo de conducción, el tipo de ruta, las condiciones ambientales y la capacidad de la batería. El Corsa-e tiene una autonomía máxima de 337 km (WLTP)1
  • Conducción con cero emisiones
 
Claves de los Híbridos Enchufables (PHEV)
  • Incorporan motor eléctrico, batería y motor de combustión (por ejemplo, en Grandland X Híbrido Enchufable: 1.6 Turbo de 225 o 300cv2
  • La batería se carga mediante un cable a la red en un punto de carga particular o público, o mediante el motor de combustión
  • Durante la circulación, la batería se recarga con la energía recuperada cada vez que se quita el pie del acelerador o se pisa el freno
  • La autonomía en modo totalmente eléctrico varía según el estilo de conducción, el tipo de ruta, las condiciones ambientales y la capacidad de la batería. El Grandland X Híbrido Enchufable tiene una autonomía eléctrica máxima de 59 km (ciclo WLTP)1
  • Conducción con cero emisiones en modo totalmente eléctrico. Emisiones de CO2 en modo híbrido del Grandland X Híbrido Enchufable: 32 g/km (ciclo WLTP)2