WLTP: la nueva normativa de emisiones

Así es el ciclo de pruebas WLTP, exigido por la nueva normativa de emisiones, en el que PSA y Opel son pioneros.

26 de marzo de 2019
  • El WLTP (o Procedimiento Mundial Armonizado para el Ensayo de Vehículos Ligeros) determina, con mucha más precisión, las emisiones de escape y el consumo de combustible de un vehículo durante el periodo de pruebas
  • Los países de la Unión Europea son los primeros en adoptar este nuevo ciclo de ensayo WLTP, que vienen a sustituir al anterior NEDC (New European Driving Cycle) e implanta un estándar vinculante en todo el mundo

 

El objetivo del WLTP (Worldwide harmonized Light duty Testing Procedure) es implantar un sistema homogéneo que compare entre el consumo de combustible y las emisiones contaminantes de vehículos de distintos fabricantes con mayor precisión y realismo. Estos nuevos estándares permitirán a los organismos oficiales de cada país verificar el cumplimiento de los límites establecidos para los gases de escape: hidrocarburos (HC), monóxido de carbono (CO), óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas. Otro punto positivo del WLTP es que, prácticamente, se acerca a las condiciones reales de conducción a las que el ciclo anterior, el NEDC (New European Driving Cycle), no llegaba.

Los ciclos WLTP y NEDC convivirán hasta finales de 2020. Tras la pertinente certificación de cada vehículo, ambos valores se indicarán en paralelo en el COC (certificado de conformidad del vehículo). A partir de 2021, los únicos valores de consumo y emisiones válidos para todos los turismos nuevos serán los WLTP.

¿En qué consiste el nuevo ciclo de homologación WLTP?

Hablamos de un recorrido simulado que se realiza en laboratorio sobre un banco de rodillos para calcular las emisiones y el consumo. El ciclo del WLTP es más exigente que la anterior norma NEDC (Nuevo Ciclo de Conducción Europeo) en todos los aspectos: dura más tiempo (concretamente, 10 minutos más), se alcanzan velocidades y aceleraciones mayores (la velocidad máxima aumenta a 131 km/h y la media se establece en 47 km/h) y se acortan los tiempos de parada. El análisis tiene en cuenta las condiciones aerodinámicas del vehículo en relación a la rodadura y a la masa del vehículo. En resumen, la prueba resulta mucho más dinámica y permitirá a los clientes conocer con exactitud las emisiones de CO 2 de su vehículo.

¿Qué otras novedades trae el WLTP?

  • El WLTP obliga determinar los factores de carga a través de coeficientes que documentan el ritmo de frenado del vehículo rodando en punto muerto por una carretera recta y llana
  • El nuevo test tiene en cuenta la energía cinética de llantas, neumáticos, discos de frenos o transmisión
  • Exige probar cada neumático que se homologa a presiones bajas
  • El precalentamiento previo a la prueba de carga no puede exceder los 120 segundos
  • Las temperaturas a las que ahora se realizan los test también han variado: la temperatura del laboratorio debe oscilar entre los 20º y los 26º, mientras que la del vehículo debe ser de 14º
  • El nuevo test permite cambiar de marcha cuando el motor es capaz de proporcionar par suficiente para seguir el ciclo del ensayo
  • En cuanto a la energía almacenada en la batería de 12 voltios, el WLTP requiere que el estado de carga al final sea similar o superior al que había al comienzo de la prueba