Todas las pruebas del nuevo Opel Corsa

El nuevo Opel Corsa a punto para su lanzamiento

30 de abril de 2019
  • Los sistemas de seguridad activa del nuevo modelo se han puesto a punto sobre la superficie de hielo de un lago helado del Círculo Polar Ártico
  • El nuevo Opel ha sido sometida a pruebas de frenado a alta velocidad en el circuito peraltado de Dudenhofen
  • El Corsa de sexta generación es el primer coche de su segmento que incorpora un sistema de iluminación inteligente

 

Tratar a cada coche como a un superhéroe y poner a punto sus superpoderes, esta es la misión de los ingenieros y técnicos de Opel con cada nuevo modelo de la marca. Y esto es lo que han hecho con la sexta generación del Opel Corsa, cuyo lanzamiento se producirá el próximo otoño, y que estará a la venta este próximo verano.

 

Superpoderes tales como ser capaz de rodar rápido sobre un lago helado, trazando las curvas con el acelerador a tope y sin perder el control. Como detener el coche con rapidez cuando se pisa el freno, sin bloqueo de ruedas y con independencia de que se mueva sobre hielo, nieve, agua, barro o asfalto. Como salir indemne de una tormenta electromagnética o que todos los sistemas eléctricos sigan operativos tras darse un buen chapuzón en el túnel de agua. Misiones más propias de un superhéroe que de un coche.

 

Porque nuestros técnicos saben que aunque los vehículos de Opel se han ganado, a lo largo de los 120 años de vida de la marca, una incontestada reputación de dinamismo, seguridad y eficacia, también deben ser fiables, incluso en las circunstancias más extremas.

Pruebas electrónicas

Y esta cualidad es particularmente importante en el caso de la electrónica, que gestiona casi todos los parámetros de la vida del automóvil. Porque un coche hoy en día es un gran ordenador motorizado, que ofrece a sus ocupantes un entorno tan seguro y acogedor como su propia casa. Es capaz de rodar con rapidez y comodidad sobre cualquier tipo de firme. Y puede procurar a los pasajeros entretenimiento para hacer más llevadero cualquier viaje, mientras calcula la ruta, informa de la autonomía restante e impide que el conductor se despiste.

 

El más sofisticado y más costoso de los ordenadores personales claudicaría al ser sometido a una pequeña parte de lo que debe soportar cada día la electrónica de automoción. Traqueteos, vibraciones, golpes, aceleraciones y frenazos, bruscos cambios de temperatura, polvo, humedad y salpicaduras, entre otros.

 

El equipo humano de Opel tiene por misión conseguir que sus coches funcionen siempre con absoluta perfección. No hay lugar para los errores. Ni en la parte electrónica, ni en la parte mecánica, que es la base imprescindible para conseguir un buen automóvil y en la que se implanta el ADN de la marca: dinamismo, fiabilidad, comodidad y seguridad.

Suspensión y dirección

En las carreteras europeas y en las autopistas alemanas de velocidad libre se han puesto a punto elementos tan importantes para la seguridad del nuevo modelo como las suspensiones y la dirección. El control de la carrocería es fundamental para la seguridad. “El coche nunca debe de percibirse blando. El nuevo Corsa impresiona en este sentido”, asegura Thomas Wanke, ingeniero Líder Global de Desarrollo de Prestaciones de Vehículo.

 

Como cualquier otro Opel, el nuevo Corsa debe ser capaz de efectuar bruscas maniobras de esquiva sin que el conductor pierda el control del vehículo. La suspensión debe absorber la energía de los cambios de apoyo y mantener las ruedas firmemente en contacto con el asfalto, para que el coche obedezca a las órdenes transmitidas a través del volante y los pedales.

 

La dirección del Corsa de sexta generación es del tipo de asistencia variable. Apenas ofrece resistencia cuando se realizan maniobras a baja velocidad, pero se va endureciendo a medida que aumenta la velocidad.

Pruebas de velocidad y frenos en el anillo peraltado

El nuevo Opel Corsa también ha sido sometido a ensayos de conducción nocturna de alta velocidad en el anillo peraltado del Centro de Pruebas de Dudenhofen, en Renania Palatinado. Allí se han realizado pruebas de frenado y se ha comprobado que el nuevo Corsa sigue siendo plenamente controlable incluso cuando se pisa el pedal a tope mientras se rueda a 140 km/h. La no escrita ley Opel dice que incluso en tales circunstancias el sobreviraje está prohibido. Ni tan siquiera en condiciones tan extremas se admite que los vehículos de la marca del rayo pierdan el control de la zaga.

Pruebas invernales: altos niveles de confort y seguridad en todas las condiciones

Todo esto lo consigue la excelencia de los chasis y sistemas de suspensiones Opel, pero también a través de la ya mencionada electrónica. Esta parte también ha sido sometida a pruebas de extrema dureza en la Laponia Sueca, en las inmediaciones del Círculo Polar Ártico, sobre la superficie de lagos helados y con temperaturas de hasta 30 grados bajo cero.

 

Allí se han probado los sistemas de control de estabilidad (ESP), que deben mantener al coche en la trazada cuando se producen pérdidas de adherencia, incluso rodando rápido y en curva sobre hielo; del control de tracción, que debe impedir que las ruedas aceleren en vacío, y las de frenada diferencial, que es cuando cada lado del coche tiene que frenar sobre una superficie de diferente agarre. Y el Opel Corsa ha superado todas estas pruebas con brillantez.

Iluminación inteligente

También se han aprovechado las largas noches del invierno ártico para poner a punto el sistema de iluminación IntelliLux LED, capaz de ofrecer la máxima intensidad lumínica al conductor, sin deslumbrar a los coches que circulan delante o que llegan en sentido contrario. El Opel Corsa será el primer vehículo de su segmento en incorporar este sistema de iluminación inteligente.

 

Además, el nuevo Opel Corsa goza de una ventaja añadida, sus diseñadores han logrado rebajar el peso del coche en un 10% respecto a la quinta generación de este modelo. El adelgazamiento contribuye a mejorar el dinamismo del nuevo coche, a incrementar la seguridad activa y a reducir sus consumos. La mejora es especialmente bienvenida por la versión 100% eléctrica del Opel Corsa, de próximo lanzamiento.