Opel Corsa deportivo: el nuevo GS Line frente al GSi

Nuevo Opel Corsa GS Line y Corsa GSi original, deportividad sin concesiones

23 de septiembre de 2019
  • El Nuevo Opel Corsa deportivo ha sido presentado en el Salón de Fráncfort, donde también lo fue el primer Corsa GSi, hace 32 años
  • En librea bitono rojo chile y negro, ambos modelos comparten la diversión al volante en un entretenido vídeo
  • La sexta generación del Opel Corsa GS Line ya está disponible en España a un precio de 22.300 euros
  • Denominación deportiva en todas las categorías, desde el Opel Insignia GSi hasta el Nuevo Opel Corsa GS Line

 

Rüsselsheim/Madrid. En Opel hemos desvelado en el 68 Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort (IAA 2019) otro de sus coches más deseados: el Corsa GS Line. El nuevo modelo fusiona la fluidez aerodinámica y la elegancia de la sexta generación del Opel Corsa, con las esencias del espíritu del Corsa GSi, cuyo primer ejemplar fue mostrado en primicia mundial en la muestra automovilística en 1987, hace ahora 32 años.

25% menos de cilindrada, 30% más de potencia

Ambos modelos evidencian lo que en estos años ha avanzado la tecnología del automóvil, ya que el Nuevo Opel Corsa, a pesar de tener un motor que cubica un 25% menos que el del primer Corsa GSi, ofrece un 30% más de potencia, mejores prestaciones en todos los apartados y consumos sensiblemente inferiores, además de mucho más espacio en el habitáculo y una seguridad inimaginable en aquellos tiempos.

 

Como en su momento aquel primer Opel Corsa A GSi, el Nuevo Opel Corsa GS Line incorpora la mecánica más potente disponible en este segmento, ya que, como su antecesor, son vehículos diseñados para disfrutar de la conducción deportiva, como se puede ver en el vídeo:

 

Al igual que su renombrado predecesor, el Nuevo Opel Corsa GS Line ha sido exhibido en Fráncfort con una carrocería bitono rojo chile y negro, que no deja dudas sobre su carácter deportivo a ultranza.

Sus paragolpes deportivos, los doble escapes cromado y las llantas específicas así lo demuestran. De igual manera, el primer Corsa GSi proclamaba su carácter con sus marcados pasos de rueda y su instrumentación: que incluía cuentarrevoluciones, voltímetro e indicador de presión de aceite, además de asientos deportivos.

 

1984, adiós al GT/E. Nacen los GSi, Kadett, Manta y Corsa

Pero, además de deportividad, ambos vehículos cumplen otro de nuestros preceptos básicos: facilitar el acceso del público a la más avanzada tecnología del automóvil. En el caso del Opel Corsa GSi, sus siglas lo revelan: Gran Sport Inyección. Es decir, sustituía los carburadores por la inyección, un sistema de alimentación que permitía mejorar las prestaciones y reducir los consumos. Denominado inicialmente GT/E, paso a denominarse GSi en 1984, primero en el Opel Kadett y posteriormente en el Opel Manta.

 

El Nuevo Corsa GS Line, ofrece una aerodinámica de récord (un Cx de sólo 0,29), es el primer coche de su segmento en ofrecer faros adaptativos matriciales con LED y, además, monta un superefectivo motor de gasolina turboalimentado de sólo 1,2 litros, que produce unos espectaculares 130 caballos.

 

Tal aporte de potencia, conjugado con su reducido peso y su perfilada aerodinámica le permiten alcanzar unas prestaciones que superan a las de todos sus predecesores, incluso a las dos generaciones precedentes, que le superan ampliamente en número de caballos.

El motor turbo de 1,2 litros del GS Line alcanza los 130 cv (96 kW) y un sorprendente par máximo de 230 Nm. Bien embridados por una caja de cambios automática de ocho velocidades. Semejante despliegue de caballos logra impulsar al Nuevo Opel Corsa GSi Line hasta los 208 km/h y le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos.

Más dinámico que sus predecesores más potentes

El Opel Corsa A GSi, por su parte, contaba con un motor atmosférico cuatricilíndrico de ocho válvulas, que producía 100 cv a 5.600 rpm. La segunda generación, el Opel Corsa B GSi, de 1993, contaba con un motor de 16 válvulas, que mejoraba la respuesta en baja, y entregaba 109 cv a 6.000 rpm, con los que alcanzaba los 192 km/h.

 

El Corsa C GSi, que llegó en 2001, elevaba su cilindrada a 1.800 centímetros cúbicos y arrojaba 125 cv a 6.000 rpm, con los que llegaba a registrar 202 km/h. Seis años más tarde hacía su aparición el Opel Corsa D GSi, que rebajaba el cubicaje de su motor a 1.600 cc, aunque gracias a la adjunción de un turbo, incrementaba la potencia hasta unos impresionantes 150 cv. Su producción cesó en 2012.

 

El Opel Corsa GSi de quinta generación, aparecido en 2018, lograba la misma cifra de potencia, pese a ser más grande y contar con un propulsor turboalimentado de 1,4 litros. El Corsa E GSi necesitaba 8,7 segundos para el 0 a 100 km/h y alcanzaba los 207 km/h, ambos registros ligeramente inferiores a los del Corsa GS Line, animado por un eficacísimo motor tricilíndrico de 1,2 litros.

El Opel Insignia GSi, el tope de gama

Un año antes de la llegada del Opel Corsa GSi de quinta generación presentamos en el IAA 2017 el Opel Insignia GSi, tanto en versión berlina, Grand Sport, como familiar, Sports Tourer, ambos con tracción integral. Ambos vehículos pueden estar equipados con un motor gasolina biturbo de 260 cv o con un biturbo diésel que libra 210 cv y un par máximo de 480 Nm. Con la mecánica de gasolina el Opel Insignia GSi alcanza los 233 km/h, mientras que el diésel logra llegar a los 231 km/h. Con este vehículo en Opel ofrecemos el placer de conducir un GSi desde la categoría de los utilitarios hasta su buque insignia.

 

Opel, uno de los mayores fabricantes de automóviles europeos, fue fundada por Adam Opel en Rüsselsheim, Alemania, en 1862. La compañía comenzó a construir automóviles en 1899. Opel forma parte de Groupe PSA desde agosto de 2017. Junto con su filial británica Vauxhall, la compañía desarrolla su negocio en más de 60 países de todo el mundo en los que en 2018 se han vendido más de un millón de vehículos. Actualmente, Opel está implementando su estrategia de electrificación para asegurar su éxito sostenible y garantizar que se satisfagan las futuras demandas de movilidad de los clientes. En 2024, todos los modelos de turismos ofrecidos en Europa ofrecerán una versión eléctrica.