Tipos de coches ECO: características y ventajas

Todos sobre los coches eco: Opel presente y futuro.

31 de marzo de 2019
Es un hecho: El futuro de Opel es eléctrico . El mercado ha evolucionado y el usuario de hoy tiene nuevas prioridades y necesidades de movilidad. Las restricciones de circulación y estacionamiento en las grandes ciudades como Madrid en protocolos de contaminación, la eficiencia energética, el ahorro en el mantenimiento, los beneficios fiscales por la compra de vehículos eléctricos… A continuación analizamos las tipologías y ventajas de la conducción eléctrica

¿Cuáles son los principales tipos de coches ecológicos?

Los vehículos eléctricos son aquellos propulsados total o parcialmente por energía eléctrica procedente de baterías que se recargan de la red eléctrica. Existen tres tipos de coche eco: eléctrico puro, híbrido enchufable y eléctrico de autonomía extendida.

 

  • Los vehículos eléctricos puros o BEV (Battery Electric Vehicle) son propulsados por un motor eléctrico y la batería se carga de la red. El tamaño de las actuales baterías gira en torno a los 40 kilovatios hora (kWh). Esa capacidad se incrementa hasta 60 kWh en los modelos anunciados para 2019 y 2020. En el caso de algunos fabricantes, sus baterías ya oscilan entre los 50 kWh y los 100 kWh. Su autonomía oscila entre los 200 y 500 km
  • Los híbridos enchufables o PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle) son vehículos propulsables por el motor eléctrico y/o por el térmico y la batería se carga de la red. La capacidad eléctrica está entre 8 kWh y 10 kWh, con autonomías típicas del orden de 30-50 km
  • Los eléctricos de autonomía extendida o EREV (Extended Range Electric Vehicle), al igual que los eléctricos puros, son propulsados únicamente por el motor eléctrico, pero la batería, además de la red, se puede cargar por el motor de combustión que incorporan. Cuentan además con un pequeño motor térmico, pero solamente el eléctrico propulsa el vehículo. Este motor de combustión se utiliza exclusivamente para cargar la batería eléctrica y extender su autonomía

 

Además, la naturaleza de un coche eléctrico está marcada por dos palabras: simplicidad,  eficiencia y mantenimiento prácticamente inexistente. El vehículo eléctrico elimina completamente las emisiones de gases con efectos nocivos a la salud de las personas y reduce la contaminación acústica generada en un 80% por el tráfico. Es justo en las ciudades, a velocidades bajas (50 km/h o menos), donde el vehículo eléctrico supone una mayor reducción de la contaminación acústica. Suponiendo una recarga doméstica, el coste de combustible para un vehículo eléctrico es de aproximadamente 2€/100km frente a cerca de 8€/100km para un mismo vehículo de combustión.

 

Por otro lado, el coste de mantenimiento de un vehículo eléctrico es menor que el de uno convencional, al no disponer de elementos como aceites, filtros o correas, y por su menor desgaste de otros elementos, como los frenos.

 

Sin duda, nuestros nuevos modelos – el Corsa-e es el primer coche eléctrico fabricado en España en nuestra fábrica de Figueruelas (Zaragoza)- darán mucho de qué hablar.  A la espera de este desembarco junto al Grandland x Híbrido Enchufable en 2019, y Nuevo Vivaro 2020  y Zafira Life en 2021.