Opel GT X Experimental: visión audaz del futuro de Opel

Opel GT X Experimental: visión audaz del futuro de Opel

23 de agosto de 2018
 
  • El próximo hito del plan PACE!: vehículo de concepto de marca que anticipa el futuro de los modelos Opel.
  • Expresión de los valores de Opel: alemán, accesible y emocionante.
  • Opel Vizor: diseño distintivo del nuevo rostro de todos los modelos futuros.
  • Simplificación visual y digital: el «Pure Panel» redefine el diseño interior.
  • Electricidad: el GT X Experimental propone la electrificación de todos los modelos Opel para 2024.
  • Vehículos de concepto Opel: diseñando el futuro durante más de 50 años. 

 

 

Rüsselsheim/Madrid. Opel ofrece un anticipo del emocionante futuro de la marca con un nuevo concepto de marca. Su nombre es Opel GT Experimental y es un resuelto SUV compacto totalmente eléctrico, de 4,06 metros y 5 puertas, con una atractiva línea coupé y repleto de ideas innovadoras. 

El GT X Experimental encarna los valores y la visión de Opel y deja entrever cuál será el futuro de los modelos Opel. La compañía ya anunció que definiría aún más su perfil durante la presentación de plan estratégico PACE! el pasado mes de noviembre. El GT X Experimental es el primer resultado tangible de este proceso.

 

«Con nuestro plan PACE!, tenemos una visión clara del brillante futuro que queremos crear para Opel. El enfoque en una sólida identidad de marca definida por nuestros valores –alemán, accesible y emocionante– desempeña un papel fundamental en nuestro regreso al éxito sostenible. Nuestro concepto de marca muestra cómo se plasmarán estos valores en nuestros productos en el futuro. Nuestros equipos de ingeniería y diseño lo han llevado a la práctica con brillantez en el Opel GT X Experimental. En él se muestra claramente cómo entendemos en Opel la movilidad del futuro», ha señalado Michael Lohscheller.

 

La pasión por democratizar las innovaciones técnicas impulsa el espíritu pionero de Opel

 

Durante la fase de concepto, Opel ha iniciado un ambicioso e intenso proceso de reflexión acerca de sí misma y de sus valores. Opel puede echar la vista atrás a sus 156 años de presencia industrial, que comenzó con la mecánica de precisión, y a sus casi 120 años de ingeniería automovilística, impulsada por el compromiso constante de poner tecnologías innovadoras relevantes y prometedoras al alcance de todos. A través de su historia, el «estilo Opel» puede resumirse en estos tres valores: alemán, accesible y emocionante. 

En cuanto a su futuro, la marca quiere seguir identificada con la más moderna y positiva expresión de sus raíces alemanas: la «nueva germanidad» toma lo mejor de los valores tradicionales alemanes –excelencia en ingeniería, auténtica fascinación por las máquinas bien construidas y atención especial a la funcionalidad, calidad y fiabilidad– y los enriquece con calidez y mentalidad abierta. Inspirado en el espíritu innovador de Opel, el nuevo GT X Experimental capta la esencia del valioso legado de la empresa y propone un futuro apasionante. Combina la ingeniería, precisión y calidad alemanas con innovaciones visionarias para mostrar un anticipo de lo que serán los coches Opel de mediados de los próximos años veinte: audaces, de aspecto depurado y a la vez extremadamente asequibles y centrados en el cliente.

 

Opel ha decidido plasmar su visión de los automóviles futuros en un SUV compacto de solo 4.063 milímetros de largo (distancia entre ejes: 2.625 mm; ancho: 1.830 mm; alto con antena incluida: 1.528 mm). Los SUV son actualmente los vehículos más populares del mercado y Opel tiene el deseo de hacerlos incluso más atractivos para un amplio público. Para ello, los SUV también deben ser más eficientes que nunca. Por eso el Opel GT X Experimental se ha fabricado con una arquitectura ligera, tiene un formato compacto y rueda sobre llantas de 17 pulgadas que visualmente parecen mucho mayores y, al mismo tiempo, ofrecen mayor comodidad de la conducción y refuerzan su aspecto sorprendente. Haciendo honor a la promesa del plan PACE! de ofrecer una versión electrificada de cada modelo Opel a partir de 2024, el GT X Experimental es un coche completamente eléctrico impulsado por una batería compacta de ión-litio de 50 kWh de última generación con carga inductiva. 

 

El GT X Experimental no está concebido para ofrecer conducción completamente autónoma. No obstante, tiene funciones de conducción autónoma de nivel 3, lo que significa que puede gestionar todos los aspectos de la conducción, pero el conductor tiene que responder a las solicitudes de intervención.

Puro y audaz: así es el futuro diseño de Opel

 

El GT X Experimental presenta tecnología innovadora con una sofisticada simplicidad. El vicepresidente de Diseño, Mark Adams, y su equipo han desarrollado toda una filosofía del diseño alemán específico de Opel, en el que se combina la pureza con la audacia emocional. En el GT X Experimental se han sometido a un escrutinio estricto todas las funciones habituales y todos los módulos de un automóvil con el objetivo de alcanzar la pureza de diseño eliminando todos los elementos innecesarios. El equipo de diseño llama a este proceso «simplificación visual».

 

La carrocería del Opel GT X Experimental muestra proporciones atrevidas combinadas con la pura fluidez de unas superficies bellamente estructuradas. Su rotunda silueta está acentuada por la intrépida identidad gráfica que separa las zonas superior e inferior. La sección inferior está pintada de un luminoso gris claro, y toda la parte superior, incluido el capó, las ventanas y el techo, es de color azul noche, casi negro. Entre ellas se ha incluido un marcado acento distintivo amarillo de Opel que fluye a través del coche para acentuar su estructura y dinamismo. La paleta de colores recuerda la combinación gris/ negro/ amarillo tradicional de Opel, pero reconfigurada para crear una sensación moderna de frescura. El GT X Experimental recibe a los pasajeros con un acceso espacioso sin obstáculos gracias a las puertas traseras de apertura hacia atrás y a las cuatro puertas que se abren en un ángulo de 90 grados para reforzar el carácter accesible del concepto. El parabrisas/techo panorámico curvado llega hasta detrás de los asientos posteriores, resaltando la luz del SUV y la sensación de amplitud.

Los diseñadores de Opel también han reducido al mínimo indispensable las denominadas «líneas de corte» en la carrocería –necesarias por las distintas aberturas, como, por ejemplo, puertas y capós–. La línea de corte superior de todas las puertas queda oculta bajo el recubrimiento decorativo amarillo y el de las puertas traseras coincide con la abertura del maletero. Renunciando a elementos convencionales como las manillas de las puertas y los espejos exteriores, la carrocería es un lienzo suave que envuelve detalles sorprendentes como las pequeñas cámaras emergentes integradas en el recubrimiento amarillo de los laterales del capó, y que sustituyen a los espejos retrovisores.

 

Para contrarrestar esta simplificación visual, varios detalles gráficos originales intensifican la apariencia del GT X Experimental. Hay una serie de triángulos recortados a lo largo de la talonera situada debajo de la puerta trasera del conductor: uno de ellos lleva una pantalla LED hexagonal que muestra el nivel de carga de la batería. Las llantas de 17 pulgadas parecen mucho mayores gracias a las robustas cubiertas de caucho que se extienden por ellas para aumentar visualmente el tamaño de los neumáticos azul oscuro. Las líneas amarillas del borde reproducen el acento distintivo amarillo de la carrocería y rodean el «Blitz» del emblema electrónico que permanece estático mientras giran las ruedas. Y para subrayar el carácter SUV del coche, un revestimiento protector se extiende alrededor de la parte inferior de la carrocería y añade a la apariencia robusta y sólida del GT X Experimental una presencia enérgica.

 

«El Opel GT X Experimental encarna el espíritu de nuestros valores esenciales de marca –alemán, accesible y emocionante–. Es un concepto «accesible» con el que las personas pueden identificarse. Combina con aplomo una ejecución de diseño puro y audaz con la tecnología vanguardista que facilita la vida. Sin ninguna duda, este vehículo apunta a un futuro prometedor para la marca», ha manifestado Mark Adams.

Opel Compass y Opel Vizor dan nueva identidad visual a los modelos futuros de Opel

 

El GT X Experimental también revela por primera vez el nuevo tema del frontal y la zaga de los modelos futuros. El «Opel Compass» organiza los elementos de diseño a lo largo de dos sólidos ejes que se cortan en el «Blitz». El emblema legendario de la marca es ahora más que nunca el elemento central. Fruto de una ejecución precisa y pura, la línea del nervio central del capó representa el eje vertical, que se prolonga bajo el «Blitz». El eje horizontal está simbolizado por las luces diurnas con forma de ala características de Opel, que seguirán incluyéndose en todos los vehículos Opel futuros. La parte posterior es reflejo de la parte frontal y muestra el Opel Compass en toda su pureza, con el «Blitz» soportando sólidamente la línea horizontal de las luces traseras en forma de ala y la línea vertical desde la antena de aleta del techo al pliegue acentuado del parachoques.

 

Siguiendo el tema del Opel Compass y en consonancia con la idea de conseguir el diseño más puro posible, los diseñadores también han creado un nuevo rostro de Opel que expresa el espíritu pionero de la compañía: el «Opel Vizor». El Opel Vizor es un módulo único e integral que enmarca todos los elementos de alta tecnología y específicos de la marca como el emblema «Blitz» LED, que muestra el estado de funcionamiento del coche luciendo con colores distintos, el sistema matricial de faros LED, con las luces de conducción diurna en forma de ala, así como las cámaras y sensores de los sistemas de asistencia y las funciones de conducción autónoma cubiertos por Pexiglas oscurecido. El elegante módulo recorre resueltamente todo el frontal del coche justo debajo del capó. El nuevo y original Opel Vizor está concebido para ser un elemento de diseño distintivo de todos los modelos Opel durante la próxima década. 

Interior definido por el Pure Panel: simplificación visual y digital para disfrutar de un oasis relajante

 

El espacioso interior del Opel GT X Experimental se basa en los mismos principios y opciones de simplificación visual y digital. Rodeada por un parabrisas/techo panorámico y una ventana lateral continua, el estilizado habitáculo disimula las innovaciones con las que está equipado. La característica destacada del interior es el salpicadero alojado en un módulo que imita al Opel Vizor: el «Pure Panel» de Opel. Una amplia pantalla única recibe a los conductores y muestra que la profusión de pantallas, botones y controles que se ven con frecuencia en los vehículos producidos actualmente puede resultar obsoleta. El Pure Panel permite a los conductores acceder a la tecnología más avanzada para obtener la información que necesitan eliminando todos los elementos de distracción visual.

 

La pureza del diseño interior también puede apreciarse en la posición inteligente de las boquillas de ventilación. Se han ocultado detrás de las pantallas, para presentar superficies completamente limpias y depuradas. El Pure Panel también muestra cómo Opel utiliza la tecnología para simplificar la vida de los clientes. Dos pantallas ubicadas a la izquierda y a la derecha del panel frontal muestran las imágenes laterales de las pequeñas cámaras emergentes. Además, el diseño del volante se ha simplificado, mientras que el módulo central reproduce la forma del Opel Vizor. Y, al igual que sus homólogos en las ruedas, el «Blitz» LED de Opel que aparece en el centro permanece derecho sea cual sea la posición del volante.

 

Esta atmósfera de alta tecnología y depuración impregna todo el interior. Por ejemplo, los cuatro asientos parecen estar flotando, mientras que los altavoces extraíbles alojados bajo los reposabrazos permiten disfrutar del sonido fuera del coche.

Los detalles gráficos también resaltan la estricta pureza del diseño en el interior: el motivo del triángulo recortado se repite en los respaldos de los asientos y en los pedales del acelerador y del freno.

 

Los coches de concepto de Opel han sido un escaparate del futuro de Opel durante más de 50 años

 

El nombre del GT X Experimental recuerda al del coche de concepto pionero, el Experimental GT de 1965: un coupé accesible que era también el primer coche de concepto producido por un fabricante de coches en Europa. La X añadida subraya el plan de Opel de seguir desarrollando su presencia en el mercado de SUV: el 40% de todos los coches Opel vendidos en 2021 serán SUV.

 

Opel ha utilizado durante décadas los coches de concepto para perfilar su futuro. La mayoría de los conceptos no se concibieron para la producción, pero permitieron a la marca establecer directrices para sus modelos futuros. A este respecto, los tres últimos coches de concepto de Opel muestran una coherencia clara con el desarrollo de la marca. El concepto Monza 2013 reflejó el afán de Opel por conseguir más eficiencia (peso, aprovechamiento del espacio y motorización), y es la expresión de esta eficiencia en un diseño más estilizado. El GT Concept de 2016 alcanzó nuevas cotas de eficiencia con un diseño que giraba en torno a las ideas esenciales de accesibilidad, simplicidad y pureza. Todo ello ha alcanzado ahora un nuevo nivel con el GT X Experimental, y su filosofía basada en los valores de marca –alemán, accesible y emocionante– se expresa en un diseño depurado y audaz.