¿Cómo se clasifican los Vehículos Comerciales?

Tipos de Vehículos Comerciales

18 de octubre de 2019
  • Opel lanzó en 1931 un automóvil revolucionario, el ‘Dienstwagen’, capaz de transportar 500 kilos, el primer vehículo comercial, fue un éxito rotundo
  • El Opel Combo ha sido distinguido con dos preciados galardones, Mejor Furgoneta del Año 2019 y Mejor Opción de Compra de 2019
  • El Opel Vivaro, en 2020, y el Opel Combo Cargo, en 2021, contarán con sendas versiones con motores 100% eléctricos
  • El furgón Opel Movano ofrece la gama más amplia de todo el catálogo Opel: 150 versiones posibles de este gigante

¿Qué es un vehículo comercial o industrial?

Los vehículos comerciales, los furgones tipo 24 son aquellos “automóviles destinados al transporte de mercancías cuya cabina está integrada en el resto de la carrocería, con una masa máxima autorizada igual o inferior a 3.500 kilogramos”, según la definición comunitaria que utilizan las ITV. La Dirección General de Tráfico (DGT) los denomina vehículos de categoría N1 y los define como “vehículos a motor destinados al transporte de mercancías, que tengan por los menos cuatro ruedas y una masa máxima autorizada no superior a los 3.500 kilogramos”.

‘Dienstwagen’, el rey de los comerciales

La sociedad demandaba vehículos con mayor capacidad de carga y Opel aceptó el reto. En 1931 los técnicos de Rüsselsheim lanzaban un vehículo revolucionario, el antecesor de los comerciales modernos: el Opel Dienstwagen. Tenía un voluntarioso motor de 23 cv y era capaz de cargar 500 kilos. El éxito fue inmediato. Se vendieron 22.000 unidades y Opel se hizo con el 80% de las ventas del mercado en Alemania de este tipo de vehículos.

 

Siguieron el Opel Blitz Eintonner, de 1934; el Olympia, de 1950, o la furgoneta de entrega rápida Olympia Rekord Schnelllieferwagen, de 1953. Estos automóviles tienen su origen en los Caravan, acrónimo de Car And Van, coche y furgoneta, los familiares polivalentes de Opel.

 

Pero fue en 1985 cuando Opel lanzó el primer vehículo comercial moderno:  el Kadett Combo que era un Kadett con dos asientos, panel de separación y caja con el techo sobreelevado. En 1993 tomó el relevo el Opel Combo, nuestro primer modelo comercial con identidad propia, basado en la plataforma ampliada del Corsa y con capacidad para 3.100 litros de mercancía.

Nuevo y doblemente galardonado

Siguieron otras dos generaciones antes de llegar al actual Nuevo Opel Combo de quinta generación. La excelencia de este vehículo comercial, el Opel Combo Cargo, ha sido reconocida por Autobest, un jurado internacional de periodistas especializados, con el galardón International Van of the Year 2019 (Furgoneta Internacional del año 2019), y con el Best Buy Car of the Year 2019 (Mejor Opción de Compra entre los Coches de 2019) para el Opel Combo Life, la versión turismo de este furgón.

 

El Combo, que representa el nivel de acceso a los vehículos comerciales, forma con sus hermanos mayores Nuevo Opel Vivaro y Nuevo Opel Movano la familia más actualizada en el segmento de los vehículos comerciales. Los tres se solapan para cubrir la distribución de mercancías desde los grandes centros logísticos, hasta la misma puerta de su domicilio.

Versiones eléctricas

Además, el Opel Vivaro, del que ya se han vendido más de un millón de unidades desde su lanzamiento, en 2001, verá incrementada su gama con una versión puramente eléctrica, que llegará al mercado en 2020. Así, la tercera generación de este furgón podrá recorrer la última milla hasta el cliente, incluso en el ámbito de las ciudades con tráfico restringido.

 

Y en 2021 será el Opel Combo Cargo el que añadirá una versión eléctrica a su gama.

Opel Combo Cargo

La aceptación de este modelo hay que buscarla en su versatilidad. Está disponible en dos longitudes (4.403 mm y 4.753 mm.) y dos alturas (1.796 mm y 1.860 mm.) Una sola altura que, al no llegar a los 1,9 metros, le permiten el acceso a los aparcamientos subterráneos. El espacio de carga va de los 3.090 a los 3.440 litros.

 

El acceso al compartimento de carga, con capacidad desde 650 a 1.000 kilos, se hace mediante las puertas laterales. En la zaga se puede optar por doble puerta asimétrica y trampilla en el techo o por portón con luneta practicable de forma separada.

 

Además, el Opel Combo Cargo puede contar con una sola fila de hasta tres asientos, dos de ellos plegables y transformables en mesa de trabajo, o hasta seis plazas en el caso de la versión de doble cabina. La movilidad está encomendada a un motor turbodiésel de última generación, disponible en dos versiones, de 75 y 100 cv, gobernados por cajas de cambio manuales de cinco velocidades.

Las opciones de equipo son amplísimas. Incluye: Cámara trasera panorámica para maniobrar, asistente lateral para maniobras, Head Up Display (visualizador de información básica sobre el salpicadero), freno automático y detector de peatones en la calzada, detector de señales de tráfico, sistema de mantenimiento de carril, vigilancia de ángulo muerto, detector de fatiga del conductor, selector de tipo de  tracción IntelliGrip  y un largo etcétera.

El superventas Opel Vivaro

Inmediatamente por encima del Combo ofrecemos el Opel Vivaro. Un superventas en su segmento. Está disponible en cuatro carrocerías: furgón, doble cabina, plataforma con cabina y Combi, para el transporte de pasajeros. También se puede optar entre tres longitudes: corto, con capacidad para 4,60 m3 o dos europalets; medio, con 4,95 m3 o tres europalets, y el largo.

 

La capacidad máxima de carga son 6,6 m3 y 1.000 kilos, que puede ser incrementada, según versiones, hasta los 1.400 kilos. La longitud máxima de los bultos es de 2,86 metros, ampliable hasta los 4,16 metros con la incorporación del sistema Flexcargo, que incluye asientos de copiloto plegables y trampilla en la mampara.

 

Se ofrecen cinco posibles motorizaciones para equipar al Opel Vivaro. Se parte de una mecánica de 1,5 litros turbodiésel, disponible en dos potencias: 102 o 120 cv. En ambos casos monta una caja de velocidades de seis relaciones. Por encima, el Vivaro puede montar un motor turbodiésel de dos litros, que se ofrece en versión de 122 o de 150 cv, y como en el caso anterior, con una caja de seis marchas. También se ofrece con tracción integral. 

El tope de gama es la misma mecánica de dos litros, pero ofreciendo 177 cv y unida a una caja de cambios automática de ocho relaciones. Las revisiones están previstas cada 50.000 kilómetros para reducir los gastos.

 

El equipo es tan amplio como el del Opel Combo Cargo y, como aquél, cuenta con versátiles sistemas de conectividad para facilitar la vida a bordo y mantener siempre accesibles a los ocupantes.

El polifacético Opel Movano

Este furgón es, sin duda, el vehículo más versátil del catálogo de Opel. Existen 150 versiones del mismo dependiendo de que sea furgón, furgón con doble cabina, cabina con plataforma, doble cabina con plataforma, volquete…

 

Pero centrándonos en el furgón, está disponible en cuatro longitudes (corta, media, larga y extralarga) y tres alturas. Además, se puede elegir entre tracción delantera, para la mayoría de los modelos, y tracción trasera, para la gama pesada del Movano, que puede superar los 3.500 kilos y llegar hasta los 4.500 de masa máxima autorizada. En tal caso, se ofrece como opción la doble rueda trasera.

 

Las longitudes van desde los 5.048 mm de la versión más corta, hasta los 6.848 mm de la extralarga. La altura se mueve, por su parte, entre los 2.307 mm de la versión estándar, hasta los 2.815 de la más alta.

Desde su aparición en 1999, se han vendido más de 170.000 unidades de este versátil furgón, cuya nueva versión cuenta con un volumen máximo de carga de 17 m3, para una carga máxima de 2.125 kilos. Para ello cuenta con una caja panelada con madera, que tiene una longitud de 4,383 metros y una altura máxima de 1,765 metros.

 

El furgón puede ser de cabina simple, con tres asientos, o de cabina doble, con una segunda fila de cuatro plazas. El conductor, por su parte, cuenta con un asiento con suspensión neumática de dureza regulable.

 

El Opel Movano cuenta también con un amplísimo equipo que, en este caso incluye asistente de viento lateral, sistema de iluminación antideslumbramiento, asistente de aparcamiento, control de crucero con limitador de velocidad y cargador inalámbrico de móviles, entre otros.

 

De mover los vehículos se encarga una mecánica diésel biturbo, de 2,3 litros que se ofrece en tres gamas de potencia: 136, 150 y 180 cv, siempre acoplada a una caja de cambios de seis velocidades. En breve estará disponible una caja robotizada de seis marchas.