Reciclaje Ultramoderno: El Opel Adam ahorra Materia Prima y Energía.

ADam

El 85% de todos los vehículos nuevos debe ser reciclable, según la Directiva Europea de Final de Vida de los vehículos. Y esta normativa se hará aún más exigente: A partir de 2015, el 95% del peso total de los vehículos nuevos debe poderse reciclar. Opel está perfectamente preparado para cumplir esta exigente directiva, ya que el fabricante alemán lleva trabajando con componentes reciclados desde 1990. Inicialmente, en el Opel Calibra se utilizaron cuatro tipos de materiales reciclados – hoy en día se utilizan más de 200 en toda la gama de modelos. Esto permite a Opel utilizar un total de 45.000 toneladas de materiales reciclados en nuevos vehículos cada año.

 

En el estilizado Opel ADAM, un total de 170 componentes que pueden suponer potencialmente un récord, están realizados a partir de material reciclado. Esta es una armonía perfecta con el pequeño coche lifestyle que ahorra recursos gracias a su pequeño tamaño, bajo consumo de combustible y gran número de componentes reciclados. Esto también supone que el impacto medioambiental de este reciclador de la ecología ya se ha reducido durante su producción, la cual se lleva a cabo en la planta alemana de Eisenach. Y, esta es otra característica especial del ADAM – es el único coche pequeño de un fabricante alemán que también se produce en Alemania. Las presiones y temperaturas necesarias para procesar los pellets (bolitas de material plástico) hechos de materiales reciclados son menores que las que las que son necesarias cuando se utilizan materiales nuevos. El ahorro de energía lleva a una reducción del 30% en las emisiones de CO2.

ADAM

La materia prima para los armazones de los faros delanteros, los soportes de los paragolpes y el deflector de agua entre el compartimento motor y la mampara están todos fabricados con plásticos reciclados. Los tapones de las botellas de plástico son la base para dichos pellets (bolitas de material plástico) no adulterados, puros. Los componentes de alta tecnología se crean por tanto a partir de estos pellets negros, por ejemplo en un proceso de moldeado por inyección de plástico. Los reciclados pueden incluso ser superiores a los productos de plástico nuevos, ya que son menos propensos a deformarse y expandirse o contraerse. En el Opel ADAM, incluso el colector de admisión es de material reciclado. Es extremadamente duradero, soportando temperaturas que van desde -40º hasta +200ºC durante la recirculación de los gases de escape. Otras ventajas de los materiales reciclados incluyen su comportamiento ante las vibraciones (bajo riesgo de rotura), su resistencia a los rayos UV y la adecuada precisión de los componentes creados al efecto.