Mayor Economía, Autonomía y Respeto Medioambiental - Opel Lanza su Gama de Vehículos GLP

 

 

La gama de modelos GLP que Opel lanza al mercado se centra, en sus modelos de mayor volumen e importancia: Corsa de 3 y 5 puertas con acabado Selective y motor 1.2 de 83 CV, el Meriva con acabado Selective y motor 1.4 turbo de 120 CV, los Astra 5 puertas y Sports Tourer, Zafira Tourer e Insignia Sedán y Sports Tourer, disponibles con acabado Selective y motor 1.4 Turbo de 140 CV.

 

Todas las versiones GLP cuentan de serie con un equipamiento específico compuesto por:

 

  • Interruptor Gasolina / GLP como un elemento integrado en el salpicadero. La conducción en modo GLP se indica mediante un diodo brillante. Cuando el coche está en modo Gasolina el diodo queda apagado.

 

  • El estado de llenado del depósito de GLP se indica a través del mismo instrumento que para el estado de llenado de la gasolina. Debido al principio de medición del indicador de combustible, este muestra sólo un valor aproximado.

 

  • El sistema de GLP está perfectamente integrado en el vehículo, al ser la instalación de fábrica el deposito queda completamente ubicado en el espacio de la rueda de repuesto.

 

  • Dos adaptadores de llenado para realizar el repostaje de combustible GLP.
Opel combustible GLP

El GLP ofrece ventajas económicas, de autonomía y medio ambientales para el vehículo. El Autogas (GLP de automoción) es aproximadamente un 50% más barato que la gasolina, esto supone un ahorro de entre 1,5 y 2 € por cada 100 km recorridos, respecto a un vehículo con el mismo motor de gasolina. El vehículo dispone de una mayor autonomía, hasta 500 km con GLP y más de 1.400 combinado con la gasolina. Los vehículos propulsados por GLP contribuyen a reducir la contaminación en nuestras ciudades, ya que las emisiones de CO2 son comparables a las de los vehículos diésel, y hasta un 15% menores que los de gasolina, las emisiones de NOx son hasta un 80% inferiores respecto al diésel, prácticamente no emite partículas, reduce los niveles de ruido en un 50% respecto al diésel y ningún componente del Autogas está clasificado como gas de efecto invernadero.

 

La combustión del GLP no deja residuos, confiriendo al lubricante y al motor una gran longevidad. Además, la durabilidad del motor también se incrementa gracias a las válvulas especialmente reforzadas y endurecidas.

 

De esta manera, Opel cumple con los objetivos clave del diseño: máxima fiabilidad, plena integración del sistema GLP, ahorro de combustible y optimización de emisiones CO2. La garantía de un alto nivel de rendimiento y un absoluto confort en la conducción, basados en una tecnología plenamente desarrollada, capaz de dotar a los vehículos de prestaciones y fiabilidad equivalentes a los vehículos gasolina o diésel.

Un mercado en crecimiento

 

La apertura de estaciones de Servicio de GLP en toda la Península y Baleares (tanto Repsol como Cepsa y algunos otros operadores independientes ya han instalado surtidores de GLP en más de 200 estaciones de servicio repartidas por todo el territorio nacional), la mayor sensibilidad de las administraciones públicas a los temas de Calidad del Aire y el ahorro en el gasto de combustible hacen que el GLP empiece a ser una alternativa más que interesante para varios colectivos, como los autónomos, las empresas, las autoescuelas y los ayuntamientos, entre otras. Así mismo, se espera que pronto puedan interesarse por este combustible limpio alternativo clientes particulares que realicen gran cantidad de kilómetros al año.