LA NUEVA GENERACIÓN DEL OPEL ASTRA CON ILUMINACIÓN LED MATRICIAL INTELLILUX.

Rüsselsheim/Madrid. El sistema de iluminación del futuro hará su debut en la nueva generación del Opel Astra en el próximo Salón de Frankfurt (del 17 al 27 de septiembre de 2015). Con el nuevo Astra, la revolucionaria tecnología matricial completamente de LED, IntelliLux, que permite un haz de iluminación de luces largas constante y sin deslumbramientos, estará disponible por primera vez en la clase compacta, haciendo la más avanzada tecnología de iluminación asequible al mayor número de clientes que lo ha estado nunca.

 

Luminosa como la luz del día: Iluminación de luces largas para el conductor sin deslumbrar a los demás

 

Tras haber hecho más asequible el sistema de iluminación adaptativa con faros bixenon y estando disponible en la gran mayoría de sus modelos, incluyendo el Astra actual, de los cuales más de 200.000 unidades se han vendido con este sistema, los ingenieros del Centro Internacional de Desarrollo Técnico (ITDC) de Opel en Rüsselsheim pusieron su atención en desarrollar, mejorar y poner a punto los sistemas de iluminación de nueva generación.

 

Tras años de preparación, el nuevo sistema patentado IntelliLux de Opel, compuesto totalmente de LEDs está listo para entrar en producción. Hasta la fecha estos sistemas estaban reservados a vehículos de lujo de los segmentos más altos. Opel lo introducirá en la nueva generación del Astra, que será presentada en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt, en septiembre de este año. Esto ha sido posible con soluciones inteligentes y la última generación de LEDs que ofrecen una luminosa iluminación, próxima a la luz del día.

 

Más luminoso, más duradera y más eficiente: el sistema IntelliLux de Opel marca un triple

 

La gran eficiencia del sistema de iluminación matricial LED ofrece más seguridad y confort. Además de iluminar los alrededores de forma más luminosa que con los sistemas de iluminación convencionales, también ofrece una vida útil considerablemente más larga que los sistemas de luces halógenas o de descarga de gas (xenón). Otra ventaja es que ya no son necesarios los movimientos mecánicos dentro del faro – los segmentos individuales de LEDs se encienden y se apagan dependiendo de la situación, lo que contribuye a una durabilidad mucho más allá de la vida útil del vehículo.