El Ampera-e revoluciona la electromovilidad con más de 400 km de autonomía

14-sep-2016

Ampera-e coche eléctrico con batería de litio

Rüsselsheim/Madrid. El Opel Ampera-e erradicará definitivamente una de las mayores desventajas de los coches eléctricos – la preocupación por la autonomía. De acuerdo al Nuevo Ciclo Europeo de Conducción (NEDC – New European Driving Cicle) – la actual normativa para comparar la autonomía de diferentes vehículos – el nuevo coche eléctrico de Opel puede superar las barrera de los 400 kilómetros con un margen considerable sin necesidad de recarga (la autonomía en conducción puramente eléctrica basada en el ciclo NEDC es superior a los 400 kilómetros, datos provisionales). Estos datos hacen del nuevo modelo compacto eléctrico de Opel, de lejos, el mejor en su segmento.

 

Con al menos un 25% más de autonomía que su competidor más cercano, el Opel Ampera-e revoluciona la electromovilidad. Naturalmente, la máxima autonomía en utilización real diaria ofrecerá resultados que diferirán ligeramente de los datos NEDC. En la práctica, la autonomía se ve afectada por factores como las características del recorrido, las condiciones climatológicas, el estilo de conducción y la carga adicional. Sin embargo, con todos estos factores el Ampera-e podrá recorrer sin problemas más de 300 kms incluso en condiciones cotidianas de utilización. El nuevo modelo de Opel será presentado mundialmente en el pabellón 5-2 (Stand 501) del próximo Salón Internacional del Automóvil de París, que abrirá sus puertas al público entre el 1 y el 16 de octubre.

 

“Con el Ampera-e lanzamos al mercado un coche eléctrico que está perfectamente adaptado a su uso diario. Ofrece una amplia autonomía y se podrá adquirir, dependiendo de los países, a partir de la primavera del año que viene. El Opel Ampera-e no es un coche ecológico de lujo, no es un juguete y tampoco puramente un segundo coche. Opel demuestra que la electromovilidad se puede hacer accesible a un número de clientes mucho más amplio gracias a la tecnología más innovadora – Opel, una vez más, democratiza el coche eléctrico con el Ampera-e”, ha afirmado el presidente y consejero delegado del Grupo Opel, Karl-Thomas Neumann.

 

Sin embargo, el Ampera-e, de 4,14 metros de largo, impresiona por mucho más que su sorprendente autonomía. También ofrece espacio para cinco ocupantes y un volumen de maletero de 381 litros, lo que está claramente por encima de la media en modelos de similar tamaño. Este generoso espacio se ha hecho logrado por la inteligente colocación de los 10 módulos de baterías. Todo el paquete está colocado en el suelo y ajustado al contorno del vehículo. De esta forma no se desaprovecha espacio. La batería, que consiste en 288 células de iones de litio con una capacidad de 60 kWh, ha sido desarrollada en colaboración con la empresa LG Chem.

Aceleración del Ampera-e

Placer de conducir: primero aceleración, luego recuperación de energía

 

El Opel Ampera-e sorprende con una aceleración que está a la par de muchos deportivos. El par máximo de 360 Nm es el responsable del temperamento electrizante del nuevo modelo. Las arrancadas desde parado – por ejemplo, al salir de un semáforo – o la incorporación a una autovía, son dos de las maniobras favoritas del Opel Ampera-e. El modelo compacto acelera de 0 a 50 km/h en sólo 3,2 segundos y recupera de 80 a 120 km/h en 4,5 segundos, lo que es especialmente importante para adelantar. (Cifras preliminares). La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 150 km/h. La potencia del motor eléctrico es equivalente a 204 cv/150 kW.

 

Pero, el Ampera-e tiene mucho más que ofrecer: el revolucionario coche eléctrico permite circular de forma relajada y prácticamente sin ruido mientras se pueden recargar las baterías al estar en movimiento. Para ello, el conductor sólo necesita levantar el pie del acelerador en la posición normal “Drive”. De esta forma, el Ampera-e recupera automáticamente en retenciones y recobra energía del motor eléctrico que funciona como un generador. El efecto de freno motor se incrementa cuando el conductor selecciona la posición “Low”, aumentando también la recuperación de energía. Además, el conductor puede seleccionar la posición “Regen on Demand” para obtener la máxima recuperación de energía a través de un mando detrás del volante. El par de retención es tan alto en los modos “Low” y “Regen on Demand” que no hace falta pisar el pedal del freno para detener completamente el vehículo en tráfico normal. De esta forma, el Ampera-e se puede controlar con toda seguridad a través del acelerador (conducción con un solo pedal). Obviamente el pedal de freno ha de ser utilizado en caso de emergencia. Las simulaciones iniciales con el vehículo muestran que el conductor puede incrementar la autonomía en hasta un 5% haciendo “conducción con un solo pedal” con la máxima recuperación en tráfico urbano comparado con la conducción en modo “Drive”.

Opel Ampera-e conectividad

Completamente conectado: con Opel OnStar e integración de los smartphones

 

La completa conectividad digital es una parte integral de un concepto sostenible. El Ampera-e ofrece tanto la más moderna generación de sistemas multimedia IntelliLink, así como el servicio de asistencia personal Opel OnStar que ofrece un potente punto de acceso WiFi para hasta 7 dispositivos. Los sistemas de Apple CarPlay and Android Auto a través de los smartphones que sean compatibles con IntelliLink, harán que los pasajeros del Ampera-e puedan tener un total acceso a su música favorita o descargarse sus películas preferidas.

Noticias Opel - Contenido Relacionado
No te pierdas

Sigue al mando y decide que dirección quieres tomar: