Las baterías de los Opel eléctricos.

Todas nuestras baterías están construidas con la última tecnología de iones de litio, entre sus características destacan:

 

  • Tamaño compacto, permite un mayor número de baterías en un mismo espacio para así aumentar la autonomía
  • Estructura química que mejora la resistencia al calor, por tanto se requiere menos energía para mantener la batería a su temperatura óptima
  • Sistema activo para la gestión térmica, optimiza la temperatura de la batería bajo todas las condiciones climáticas
  • Sin "efecto memoria", por lo que pueden cargarse parcialmente con la frecuencia deseada sin causar una degradación prematura de su rendimiento

 

Mantenimiento de la batería.

En realidad, las baterías no requieren mantenimiento por tu parte. Cuando llevas tu coche eléctrico a una revisión, tu Concesionario o Reparador Autorizado Opel verifica la batería, el puerto de carga, el cargador a bordo y las conexiones. Y cuando decidas cambiar de coche te proporcionaremos un Certificado de Capacidad de la Batería, este documento refleja cuánta energía es capaz de almacenar la batería y es clave para asegurar el valor de reventa de un coche eléctrico.

Garantía de la batería.

Todos nuestros coches eléctricos incluyen una garantía para la batería de 8 años o 160.000 km. Esta garantía asegura que hasta que se cumpla ese plazo de tiempo o distancia la batería conservará al menos el 70% de su capacidad de carga original. Y cuando decidas cambiar de coche te proporcionaremos un Certificado de Capacidad de la Batería, este documento refleja cuánta energía es capaz de almacenar la batería y es clave para asegurar el valor de reventa de un coche eléctrico.

Reacondicionamiento de las baterías.

Las baterías defectuosas se reemplazan o reacondicionan según el grado de reparación requerido. En Opel nos esforzamos en reacondicionar las baterías siempre que sea posible, para que nuestra huella ecológica y de CO 2 pueda mantenerse al mínimo.

Sostenibilidad.

Para que nuestro programa de baterías sea lo más sostenible posible, tomamos una serie de medidas. Por ejemplo, al final de su ciclo de vida primario, las baterías se reacondicionan para utilizarse como almacenamiento eléctrico secundario. Y después de su ciclo de vida secundario, reciclamos todos los materiales preciosos que contienen.