¿Qué necesitas saber sobre la CA/CC?

En los primeros días de la electricidad la corriente continua (CC) era el estándar, en ella la energía fluye en una dirección, como el agua en una manguera. No pasó mucho tiempo para que fuese sustituida por la corriente alterna (CA), en la que el flujo de energía cambia constantemente de dirección. Una de las ventajas de la CA es que sufre menores pérdidas al transportarse en redes de larga distancia.

 

Las baterías requieren corriente continua (CC).

La mayoría de electrodomésticos funciona con corriente alterna (CA), por el contrario cualquier dispositivo con batería, como un teléfono móvil o un PC portátil, solo puede alimentarse con corriente continua (CC). Los coches eléctricos también entran en esta categoría. Si vas a conducir uno de ellos es útil conocer las diferencias entre CA y CC. 

Convertir la corriente alterna (CA) en corriente continua (CC).

Dado que la CC es el único tipo de corriente que puede almacenarse en una batería, la corriente alterna (CA) de la red eléctrica se convierte a CC mediante un rectificador. En los dispositivos más pequeños, como un teléfono móvil, el rectificador generalmente se encuentra integrado en el cargador. En dispositivos más grandes, como un PC portátil, se encuentra en la habitual caja por la que pasa el cable de alimentación.

Posibilidades de carga de un coche eléctrico.

Al cargar un coche eléctrico desde un enchufe doméstico normal, la CA se convierte en CC en el vehículo, pero este proceso requiere tiempo. Con un cargador CA de pared Wallbox la carga es más rápida porque tiene una mayor tasa de transferencia de energía (kW/h), incluso en algunos puntos públicos hay cargadores de CA aún más rápidos. 

 

Sin embargo, la opción más rápida es lógicamente un cargador de CC, pues la energía que proporciona no debe ser convertida y la batería se carga directamente. Los cargadores de CC son la forma más conveniente, fácil y rápida de cargar la batería en un punto público durante un viaje.

Soluciones de carga a tu medida.

Conociendo estos conceptos básicos, te resultará más fácil encontrar la mejor solución para cargar tu Opel eléctrico, ya sea en casa, en el trabajo, en los puntos públicos conocidos o durante un viaje.