CARGA SIN ESTRÉS EN CASA O EN EL TRABAJO.

Como término medio, los conductores europeos recorremos 60 km al día. Para cubrir esa distancia es más que suficiente cargar la batería durante la noche con un enchufe doméstico estándar (1,8 kW). ¿Quieres cargar hasta 5 veces más rápido? Instala en tu hogar o empresa un cargador de corriente alterna Wallbox. Los modelos más avanzados incluso se ajustan dinámicamente a la potencia disponible, para sacar el máximo partido a la instalación y cargar más rápidamente.

 

Cargadores Wallbox para el hogar o la empresa.

 

Los cargadores Wallbox pueden instalarse en el hogar o en el lugar de trabajo y tanto en garajes privados como comunitarios. En este último caso, la directiva europea otorga el derecho a instalar un punto de carga particular, por lo que solo es necesario un permiso de instalación. Además, con su función de bloqueo no tendrás que preocuparte por usos no autorizados. Tu Concesionario Opel te sugerirá el cargador más adecuado según el entorno, su utilización, el tipo de batería y la autonomía de tu coche. Y previamente te remitirá a un servicio de diagnóstico que evaluará los requisitos de tu instalación eléctrica.

 

Nuestro consejo: si no estás seguro de si a largo plazo amortizarás un cargador Wallbox, un cable de carga universal podría ser la opción correcta. Permite un flujo de corriente rápido y funciona en todas partes: con tomas normales en el hogar o la empresa y tomas de puntos de carga públicos.