El Sistema de Frenada de Emergencia a Baja Velocidad con Detección de Peatones1 detecta a los vehículos y peatones que puedan pasarte desapercibidos, para prevenir una colisión o un atropello. Circulando entre 5 y 85 km/h, mide la distancia a otros vehículos continuamente y te advierte si esta distancia es demasiado corta o se reduce rápidamente. Si no reaccionas, el sistema aplica automáticamente una frenada de emergencia para reducir la velocidad del vehículo.

 

1 Opcional. Interviene automáticamente circulando entre 5 y 85 km/h. Entre 5 y 30 km/h aplica una deceleración de -0,9 G para aminorar la velocidad ante un posible impacto. Entre 30 y 85 km/h reduce la velocidad a un máximo de 22 km/h. Por encima de este umbral, el conductor debe accionar el freno para reducir aún más la velocidad. El rango operativo depende del tipo de obstáculo detectado (obstáculo móvil: de 5 a 85 km/h; obstáculo fijo: de 5 a 80 km/h; peatones: de 5 a 60 km/h). Como todos los sistemas de asistencia Opel, está diseñado para asistir al conductor dentro de las limitaciones inherentes a todo sistema. El control del vehículo y la decisión última siguen siendo responsabilidad del conductor. Disponibilidad prevista: a partir de otoño de 2017.