De serie en Sportive, opcional en el resto de acabados. A las 2 horas de conducción a más de 65 km/h, suena una alerta de advertencia. Simultáneamente, el sistema calcula el nivel de distracción acumulado según los patrones de conducción registrados, por ejemplo, la capacidad del conductor para mantenerse en su carril. En caso de detectar un comportamiento de conducción peligroso, se activan una serie de alertas sonoras cada vez más fuertes para advertir al conductor y sugerirle que tome medidas inmediatas. El nivel de distracción acumulado disminuye después de 10 minutos de conducción segura. El cálculo se detiene cuando la velocidad del vehículo es inferior a 65 km/h.