Opel Ampera – el origen de los Opel eléctricos

Todo sobre el Opel Ampera, el origen de los vehículos eléctricos de Opel

13 de noviembre de 2019
Nuestra apuesta por las nuevas tecnologías para mover el automóvil se plasmó en un vehículo tan avanzado en su momento como el Opel Ampera. Un coche que refleja la inquietud de la marca para buscar fórmulas eficientes y sostenibles con las que mover sus coches sin emisiones y que abrió el camino hacia la nueva era de la electromovilidad para Opel.

Opel Ampera-e, los comienzos de la e-movilidad en Opel

Antes del lanzamiento comercial del Ampera, se fue mostrando el desarrollo del nuevo concepto a través de varios prototipos, que se enseñaron en diversas citas internacionales del automóvil. Finalmente se presentó un “show car” en el que quedaban plasmados prácticamente todos los rasgos definitivos del modelo que pasaría a la serie.

 

El Opel Ampera, que en Estados Unidos y otros mercados se comercializaría como Chevrolet Volt, comenzó a venderse en 2011 y llegó al mercado europeo, incluyendo el nuestro, en 2012. Un vehículo eléctrico de autonomía extendida que se ha convertido en el coche más vendido de estas características en el mundo, con más de 100.000 unidades comercializadas hasta octubre de 2015. Y que tiene en la actualidad una gran demanda en el mercado de vehículos de ocasión.

El Ampera disponía de una carrocería de tres volúmenes y cinco puertas, de estilo coupé, con un diseño vanguardista y soluciones en consonancia con su imagen. Y con un equipamiento de confort amplio, con detalles refinados, como su tapicería de cuero.

 

Contaba con dos motores eléctricos y uno de gasolina, con un funcionamiento semejante al de un coche eléctrico, si bien no era tal. Aunque tampoco lo denominábamos coche híbrido, pues a diferencia de estos, los motores eléctricos siempre mueven las ruedas delanteras. La función del motor de gasolina de 1,4 litros de cilindrada y 86 CV de potencia, era la de actuar como un generador manteniendo un mínimo de carga en la batería, disponiendo de un depósito de gasolina de 35 litros para alimentarlo.

 

Mientras la de los dos motores eléctricos, alimentados por una batería de iones de litio de 16 kW/h de capacidad, rendían 111 kW (150 CV) en el caso del más potente -que siempre impulsa las ruedas-, y 55 kW (75 CV) en el más básico. Este actuaba como un generador, pero también podía transmitir par al eje delantero. La combinación de los dos motores eléctricos para impulsar el coche permitía mejorar la eficiencia, aunque no suponía un mayor rendimiento, no superando en cualquier caso los 150 CV de potencia.

 

Con la carga completa de la batería, la autonomía en eléctrico del Ampera, aprovechando la carga de la red, es de 60 km, con un rango total contando con el motor de combustión de 500 km, gestionados a través de los tres modos de conducción: Normal, Deportivo y de Mantenimiento de carga.

 

Su silencioso de marcha y la suavidad con que se movía el Ampera respaldaban la viabilidad de este tipo de propulsión, siendo la base del actual Ampera-e.

Nuevo Opel Ampera eléctrico

En 2016 se empieza a comercializar en algunos mercados el Nuevo Opel Ampera-e, con el que la marca da un giro importante respecto al modelo anterior. No solo se trata de un eléctrico cien por cien, en vez de un vehículo de autonomía extendida. También cambia su concepto de carrocería, tratándose de un coche inminentemente urbano, monovolumen, encuadrado en el segmento B, con 4,16 m de longitud.

 

El Opel Ampera-e está alimentado por unas baterías de iones de litio colocadas bajo el piso del habitáculo, con una capacidad de 60 kWh, pudiendo recargarse con corriente alterna o continua. Homologa un consumo medio de 14,5 kWh/100 km. Mediante una aplicación en el smartphone se puede además controlar la precarga del Ampera-e, desde donde conoceremos también los puntos de recarga para planificar la ruta. 

La respuesta del motor es inmediata, con la entrada del par máximo desde que se comienza a acelerar, lo que permite una llamativa aceleración, pudiendo alcanzar los 100 km/h desde parado en solo 7,3 segundos. La velocidad máxima está autolimitada a 150 km/h para ayudar a gestionar la carga de las baterías, para lo que dispone también de varios modos de conducción. 

Del Opel Ampera al Opel Corsa-e 2019

El Opel Ampera-e se comercializa en algunos mercados europeos, no así en España, donde a principios de 2020 llegará el Nuevo Opel Corsa-e para asentarse en el mismo segmento B, pero con un coche aún más equilibrado y evolucionado, con mayor autonomía y mayor rapidez de recarga.

 

Un modelo popular como es el Opel Corsa, que ha facilitado la movilidad a millones de personas, ahora ofrece una conducción sin emisiones. Se ha convertido en el primer modelo cien por cien eléctrico de la marca en nuestro mercado, con una autonomía de 330 km (WLTP). Está movido por un motor eléctrico que rinde 136 CV, con un par máximo de 260 Nm, alimentado por una batería de iones de litio de 50 kWh. Esta puede cargarse en solo 30 minutos hasta el 80% de su capacidad mediante un cargador rápido de 100 kW. También permite la recarga doméstica por medio de un cable, o en punto de carga de pared (wallbox) trifásico de 11 kW, para lo que invierte en un ciclo completo unas cinco horas.

Para la gestión de la carga en marcha y aprovechar al máximo la carga de la batería en sintonía con la conducción, el Nuevo Opel Corsa-e dispone de tres modos de conducción: Normal, Eco y Sport. Así podremos aprovechas su inmediata respuesta al acelerador, ya que es capaz de acelerar de 0 a 50 km/h en solo 2,8 segundos y alcanzar los 100 km/h en 8,1 segundos. El modo Sport dinamiza las sensaciones de conducción que permite su elaborado bastidor, con una estudiada puesta a punto para ofrecer un equilibrio óptimo entre confort y prestaciones. Por el contrario, el modo Eco permite un aumento significativo de la autonomía aprovechando al máximo el confort de marcha.

 

Las dimensiones y formas de carrocería del Corsa-e no difieren del resto de la gama, con 4,06 m de longitud, 1,76 m de anchura y 1,43 m de altura, con un interior amplio, que ofrece unas cotas de habitabilidad destacadas en su configuración para cinco plazas. Sin olvidar su faceta práctica, con una posible amplia dotación de confort y la última tecnología de la marca en conectividad y asistentes de seguridad. 

 

Porque el Corsa-e incorpora sistemas de asistencia hasta ahora normalmente reservados para segmentos más altos. Entre éstos se puede destacar el sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED®, ofrecido por Opel como primicia en el segmento de coches pequeños. Esta avanzada tecnología permite por medio de ocho elementos LED controlados por la cámara frontal de alta resolución, adaptar continuamente el haz de luz a la situación del tráfico y el entorno.  

 

La nueva cámara frontal permite también el funcionamiento del Asistente de Reconocimiento de Señales de Tráfico, el Control Adaptativo de la Velocidad y el Asistente Lateral y de Ángulo Muerto entre otros diversos sistemas de asistencia al conductor. 

El Nuevo Opel Corsa ya está disponible en nuestros concesionarios con motores de combustión  diésel y gasolina . La versión 100% eléctrica puede reservarse a través de  https://www.opel.es/coches/corsa-e/registro-reserva.html  realizando un depósito de 500€ (100% reembolsable).

Futuros modelos eléctricos de Opel

El Opel Corsa-e abre la puerta a la nueva era de la electromovilidad para Opel, pero la ofensiva no ha hecho más que empezar. En 2021 ofreceremos un total de ocho vehículos electrificados en los segmentos principales, con la meta de electrificar toda la gama de productos para 2024.

 

Al lanzamiento de los Nuevo Opel Corsa-e y el Nuevo Grandland Híbrido Enchufable, le seguirán muy pronto otros modelos. En 2020 verán la luz una versión completamente eléctrica del Nuevo Vivaro y del sucesor del Mokka X. Mientras en 2021 llegarán las variantes eléctricas de los Combo y Combo Life junto con la versión eléctrica del Nuevo Zafira Life.