¿Cómo funciona un coche eléctrico? Características y Ventajas

2020, el año de la electrificación de la Gama Opel.

25 de marzo de 2019

Si pensabas que el coche eléctrico era un invento de anteayer estás muy equivocado. Entre finales del siglo XIX y principios del XX, una floreciente industria de vehículos eléctricos hizo acto de presencia simultáneamente en Francia, Reino Unido, Alemania y Estados Unidos, pero acabó evaporándose frente a las imparables capacidades de los motores de combustión.

 

Sin embargo, el sueño eléctrico nunca se fue del todo, aguardando su momento para volver a entrar en escena. Y ese momento no es otro que hoy, en plena encrucijada trascendental por la salud del planeta. Así, la movilidad eléctrica se reactiva con fuerza a comienzos de este siglo XXI y se antoja imparable. El número de vehículos eléctricos crece mes a mes y cada vez es más habitual verlos circular y recargar en espacios públicos.

¿Cómo funciona un coche eléctrico?

La naturaleza de un coche eléctrico esta marcada por dos palabras: simplicidad y eficiencia. Sus motores constan del mínimo número de piezas móviles, piezas que no le temen al desgaste y que convierten en movimiento más del 60% de la energía que consumen. Sin duda, los coches eléctricos se llevan un diez en eficiencia, gastan poco y, lo mejor de todo, no producen emisiones contaminantes (las baterías conllevan cierto impacto ambiental durante su generación, pero al final de sus vidas útiles pueden ser recicladas al 99%). Al margen del motor (uno o varios), se distinguen también por ser capaces de recuperar energía, y por contar con puertos de carga y transformadores capaces de convertir la electricidad casera en valores de tensión y amperaje válidos para el sistema de recarga. 

 

Además, los vehículos eléctricos ofrecen una curva de par motor plana con un envidiable rendimiento a bajas revoluciones, apenas producen ruido ni vibraciones. De mantenimiento prácticamente inexistente, el promedio de autonomía de un eléctrico puro o BEV (Battery Electric Vehicle) oscila entre los 200 y los 500 km. 

En cuanto a los puntos de recarga , que ya han comenzado a transformar las fisionomías de nuestras ciudades, viviendas y lugares de trabajo, hay de tres tipos: los ubicados en garajes y centros de trabajo (con potencia de recarga de 2,3 a 7,3 kW AC en monofásica y 11 kW AC en trifásica), los localizables en vías públicas y grandes superficies (potencia de recarga de 3,7 a 7,3 kW AC en monofásica y 11 a 43 kW AC en trifásica) y los disponibles en estaciones de servicio y carreteras (recarga alta potencia: 50 a 350 kW DC).

¿Cuáles son las principales ventajas del coche eléctrico?

  • Reducción de más del 65% de las emisiones de gases efecto invernadero respecto a los vehículos convencionales pasando de los 114,4 gCO2/km de un vehículo convencional matriculado en 2016 a los cero gCO2/km para un vehículo eléctrico.¡
  • Cuentan con una eficiencia energética tres veces superior a la del vehículo convencional ya que la energía convertida en movimiento es del 60%, frente al 20% de un vehículo convencional
  • El vehículo eléctrico elimina completamente las emisiones de gases con efectos nocivos para la salud de las personas
  • Igualmente, reduce la contaminación acústica generada en un 80% por el tráfico (sobre todo en ciudades y en velocidades de 50 km/h o inferiores)
  • Mayor ahorro en combustible (para un vehículo eléctrico es de aproximadamente 2€ / 100 km, frente a cerca de 8€ / 100 km para un mismo vehículo de combustión) y mantenimiento (el coste es menor al no disponer de elementos como aceites, filtros, correas, etc.)
  • Mayor fiabilidad de los vehículos eléctricos frente a los convencionales como consecuencia de una mayor simplicidad y menor número de componentes móviles sometidos a desgaste
  • Coste de mantenimiento de un vehículo eléctrico es menor que el de uno convencional, al no disponer de elementos como aceites, filtros o correas, y por su menor desgaste de otros elementos, como los frenos

 

En esta carrera hacia el futuro eléctrico, Opel marca un hito convirtiendo el Corsa-e en el primer coche eléctrico fabricado en España. A finales de este año llegará a nuestros concesionarios la versión híbrida enchufable de nuestro SUV Opel Grandland X, Nuevo Vivaro  también estará disponible con energía eléctrica a partir de 2020. Y la nueva generación del aplaudido Opel Mokka X vendrá en una versión totalmente eléctrica. Igualmente, en 2021 habrá una versión completamente eléctrica del recién introducido Zafira Life.