Historia de Opel: hace 90 años el RAK 2 corrió como un cohete

En la historia de Opel manda la palabra futuro, como cuando en 1928 presentaron el RAK 2, el coche que corrió como un cohete.

22 de mayo de 2018
  • La fascinación por los avances forma parte de la historia y el ADN de Opel, como refleja la aventura del RAK 2 propulsado 24 cohetes de combustible sólido
  • El Opel RAK 2, pilotado por un joven Fritz von Opel, logró el primer gran récord de velocidad del siglo XX al alcanzar los 238 kilómetros por hora
A las diez en punto de la mañana del 23 de mayo de 1928 un futurista coche de carreras con alas laterales recorre el circuito de Avus de Berlín silbando como una bala. Fritz von Opel, de 29 años y nieto del fundador de la compañía, Adam Opel, había puesto en marcha sucesivamente 24 cohetes de combustible sólido situados en la parte trasera de su vehículo, el RAK 2, que pasó como un rayo delante de unas abarrotadas gradas con más de tres mil espectadores dejando una impresionante estela de fuego. Cuando aquel coche negro brillante se detuvo, Fritz, apodado El cohete de Rüsselsheim, había establecido el nuevo récord de velocidad mundial alcanzando los 238 km/h. Detrás de aquella hazaña había mucho más: había demostrado al mundo la potencia de la propulsión por cohetes y, lo que es más importante, la capacidad de controlarla. Opel impresionó al mundo en la era de los cohetes delante de las primeras cámaras de televisión (la tele es un invento de 1926) y estableció las bases para los vuelos espaciales tripulados.

¿Cómo empezó la hazaña del Opel RAK 2?

La historia del RAK 2 se remonta al otoño de 1927, cuando Fritz von Opel decide participar activamente en un loco proyecto de investigación con cohetes del científico y astrónomo Max Valier. El piloto y nieto del fundador, que también era ingeniero, se volcó totalmente en la aventura. En parte, porque se sentía fascinado por la tecnología de los cohetes y, en parte, porque esperaba que el visionario plan tuviera un efecto positivo en la marca familiar. Igualmente, Opel invitó al también ingeniero pirotécnico Friedrich Sander a participar en el proyecto para lograr así una implementación rápida del motor de cohetes, ya que la empresa de Sander ya fabricaba con éxito cohetes de señales con combustible sólido.

¿Cuándo estuvo listo el primer prototipo del RAK 2?

La cooperación entre Valier, Sander y Von Opel empezó a dar sus frutos en marzo de 1928. Los primeros prototipos propulsados por cohetes se testaron en el circuito de pruebas de Opel en Rüsselsheim a puerta cerrada. El 11 de abril, el Opel RAK 1, con el piloto de carreras Kurt Volkhart al volante, alcanzó los 100 km/h en 8 segundos. El vehículo, que ya llevaba unas pequeñas alas en los costados, se basaba en el Opel 4/12 y estaba impulsado por doce cohetes Sander con 40 kilos de explosivos. Ahí quedó probada la viabilidad del uso de cohetes.

 

El equipo acordó realizar pruebas a mayores velocidades, sobre todo en vista de la entusiasta respuesta de la prensa. Como el circuito de pruebas de Rüsselsheim no permitía ir más allá, el trío optó por el de Avus de Berlín y sus dos largas rectas.

¿Qué características hicieron único el RAK 2?

El RAK 2 resultó más largo que su predecesor. Con una longitud de 4,88 metros, se había mejorado la aerodinámica, las alas superiores eran más grandes y llevaba 24 cohetes de combustible sólido que desarrollaban un empuje de seis toneladas. Por lo demás, se mantuvo la ignición eléctrica secuencial de las cargas mediante un pedal en el suelo. Un coche de carreras único, de aspecto futurista y 560 kilos de peso, que carecía de motor y de transmisión.

¿Quién tuvo el privilegio de ver volar el RAK 2?

El visionario Fritz von Opel decidió personalmente pilotar el RAK 2 así como planificar meticulosamente, desde el punto de vista técnico y organizativo, el espectáculo. Había que batir el récord y había que hacerlo en Berlín. Unos 3.000 invitados, entre los que figuraban periodistas, celebridades, deportistas y políticos, acudieron al evento. En la lista VIP, artistas de cine de la época como Lilian Harvey y Thea von Harbou; Fritz Lang, director del clásico Metropolis ; los populares pilotos de carreras Hanni Köhler y Carl Jörns o la leyenda del boxeo Max Schmeling.