Opel Ampera - Tecnología

REINVENTAMOS LA PROPULSIÓN ELÉCTRICA.

Los primeros vehículos eléctricos aparecieron hace más de un siglo. Sus principales inconvenientes eran su limitada autonomía y su escasa potencia. Hoy el Opel Ampera emplea las más avanzadas tecnologías de baterías, control y motor para reescribir la historia.

Enlarge

La nueva era del vehículo eléctrico

Al desarrollar el Opel Ampera nuestro objetivo fue superar todos los inconvenientes relacionados con la propulsión eléctrica y maximizar todas sus ventajas.

 

Los vehículos puramente eléctricos dependen al 100% de sus baterías, ello implica escasa autonomía y escasa potencia. Para la mayoría de conductores, son vehículos insuficientes. Por otra parte, los típicos vehículos híbridos que están en el mercado utilizan como propulsor principal un motor de combustión convencional apoyado por un motor eléctrico auxiliar. Algunos pueden circular puntualmente sólo con propulsión eléctrica, pero a muy baja velocidad y en distancias muy cortas.

 

El Opel Ampera está propulsado en todo momento por un motor eléctrico de alta eficiencia con 150 cv de potencia que, a diferencia de todo lo anterior, es alimentado por baterías durante 40 a 80 km y alternativamente por un conjunto motor-generador que amplía la autonomía hasta más de 500 km1.

 

Esta combinación supera la incierta y limitada autonomía de los vehículos puramente eléctricos y evita los evidentes compromisos de los típicos vehículos híbridos que están en el mercado.

 

1 Autonomía obtenida de acuerdo al consumo homologado según la Directiva R (CE) 715/2007.


Enlarge

Tecnología E-REV

El Opel Ampera es un Vehículo Eléctrico de Autonomía Extendida (E-REV). La energía se almacena en un pack de baterías de iones de litio de 16 kW/h que puede cargarse en cualquier enchufe de 230 V. El pack de baterías con forma de T alimenta el motor de 150 cv, ofrece una autonomía de 40 a 80 km y plenas prestaciones.

 

Superada esta distancia interviene un conjunto motor-generador alimentado por gasolina que produce electricidad y permite prolongar la autonomía hasta más de 500 km.


Enlarge

Siempre impulsado por la electricidad

El motor eléctrico de 150 cv impulsa en todo momento las ruedas del Opel Ampera.

 

El grupo propulsor ubicado bajo el capó integra además un segundo motor eléctrico que también actúa como generador, el motor alimentando por gasolina y la transmisión formada por un conjunto de engranajes planetarios. A diferencia de un grupo propulsor convencional, no existe ningún vínculo mecánico entre el motor y las ruedas.


Enlarge

Las baterías que llegan más lejos

Mientras que la mayoría de los actuales coches híbridos (HEV) emplean baterías de níquel e hidruro metálico (NiMH), el Opel Ampera dispone de un pack de baterías de 16 kW/h compuesto por más de 200 células de iones de litio.

 

Estas avanzadas baterías aportan entre el doble y el triple de energía que las de NiMH. Además, ocupan menos espacio y ofrecen mejor relación energía / peso, un importante valor en una utilización donde el exceso de peso afecta la eficiencia. Las baterías de iones de litio apenas sufren efecto memoria y presentan una pérdida de carga muy baja cuando no se usan, por lo que mantienen su nivel de carga mientras el coche está detenido.