NUEVO OPEL MOKKA: INGENIERÍA ALEMANA DEL CHASIS SUV AL GUSTO EUROPEO

El sistema de tracción total AWD inteligente se adapta a las condiciones de la carretera.
Inteligente sistema de chasis en el Mokka SUV para su utilización urbana además de su capacidad todo terreno.
Gran confort y seguridad con suspensiones optimizadas y discos de freno en las cuatro ruedas.

 

 

18/06/2012. El sofisticado chasis del Mokka con ingeniería alemana que ha sido hecho a medida de los gustos de los clientes europeos fue uno de los puntos principales de su desarrollo. El chasis es perfecto para estilos de vida urbanos con todas las ventajas de sus capacidades todo terreno.

 

“Nos sentimos orgullosos de que nuestro nuevo SUV, el Mokka, contenga muchos elementos clave de ingeniería alemana como los motores y transmisiones, el chasis y los frenos, el ESP, la tracción total AWD, el tratamiento acústico, el escape, los asientos y muchos otros”, dice el Ejecutivo de Línea Global de Vehículos, Ulrich Schmalohr. “El diseño, las prestaciones del vehículo, la calidad, la tecnología y la característica acústica están todos incluso por encima de los altos estándares que los clientes esperan de un Opel de hoy en día”.

 

Sistema inteligente de tracción total para una excelente capacidad de tracción. Además de con tracción delantera (FWD), el Mokka se puede equipar con una tecnología de tracción total (AWD) para una mejor tracción y comportamiento. El sistema AWD combina las ventajas de un mejor comportamiento del vehículo, especialmente en curvas muy cerradas y asegura que haya suficiente tracción por ejemplo, cuando las ruedas patinan. Sin embargo, también reconoce cuando la tracción total no es necesaria.

 

Para mejorar la experiencia de conducción y el comportamiento, el par se traslada de forma imperceptible a las ruedas traseras dependiendo de la tracción o de las situaciones de conducción. En general, el conductor se beneficia de un sistema que se adapta automáticamente a las condiciones reinantes en la carretera.

  • El sofisticado chasis asegura el mejor control y comportamiento. El chasis del Mokka asegura las mejores prestaciones de conducción y comportamiento incluso bajo condiciones difíciles de la carretera. En la suspensión delantera, las torretas McPherson que ya han logrado grandes éxitos en otros modelos Opel han sido mejoradas por los ingenieros de Opel, añadiendo un muelle de compensación de carga lateral, soportes de las torretas de dos vías y cojinetes de doble protección para mejorar la experiencia de comportamiento, así como para optimizar las características de ruidos y vibraciones del coche. En la suspensión trasera, el equipo de ingeniería de Opel ha incluido un brazo de torsión de sección tubular en forma de U por delante de las ruedas traseras.

     

    Nuevos elementos de seguridad mejorada ahora a bordo. Cuatro discos de freno tanto en el eje delantero como en el trasero ofrecen gran resistencia a la temperatura y ofrecen unas posibilidades de frenado muy altas. El ESP del Mokka es de última generación e incluye elementos especiales como el Sistema de Arranque en Rampas (HSA) y el Sistema de Control de Descenso (HDC), que mantiene una velocidad constante cuando el Mokka desciende una pendiente y asegura que la velocidad del vehículo no supera los 20 km/h durante el descenso.

     

    El nuevo Mokka combina lo mejor del diseño e ingeniería de Opel