EL OPEL INSIGNIA CELEBRA SU ÉXITO COMERCIAL CON LA PRODUCCIÓN DE LA UNIDAD 750.000.

Rüsselsheim/Madrid. Un nuevo capítulo se añade a la historia de éxito del Opel Insignia. La unidad 750.000 del modelo más alto de la gama Opel ha salido de las líneas de producción de la planta de Rüsselsheim. El equipo de acabado final liderado por el gerente de planta, Axel Scheiben, ha celebrado la salida de un Insignia OPC Sports Tourer en el exclusivo color Azul Árdenas.

 

El coche que celebra este aniversario es el tope de la gama Insignia, con el motor 2.8 litros V6 turbo que entrega 325 cv y un par máximo de 435 Nm, potencia y par que se transmiten a las cuatro ruedas. Este familiar deportivo acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos.

 

El presidente y consejero delegado del Grupo Opel, Dr. Karl-Thomas Neumann, destacó la importancia que tiene el Insignia para la compañía. “Es nuestro tope de gama y por lo tanto el buque insignia de nuestra marca. Con este modelo, mostramos de lo que somos capaces en términos de diseño, tecnología y calidad. El Insignia ha jugado un papel clave en devolver a Opel a su camino".

 

El Opel Insignia, que se produce en exclusiva en la planta de Rüsselsheim, fue galardonado con el premio “Car of The Year 2009” al año siguiente a su presentación, y se ha hecho aún más popular tras el lanzamiento de su segunda generación en 2013. Hasta la fecha, el nuevo modelo se han recibido más de 155.000 pedidos. Sólo el año pasado, Opel vendió más de 100.000 Insignias en toda Europa – lo que representa un incremento del 19%. En España, el Insignia, con 7.849 unidades matriculadas, se ha mantenido en primera posición de su segmento con una participación del 9,82% y un crecimiento respecto al año pasado del 17,5%. Estas cifras colocan al tope de la gama Opel como el cuarto modelo más popular. “Con estos resultados, el Insignia da una prueba más del éxito de nuestra ofensiva de modelos”, dice el Dr. Neumann.

 

La gama Insignia consta de cinco versiones – sedán de cuatro puertas, berlina de cinco puertas, Sports Tourer, Country Tourer y OPC. Los colores más demandados en Europa son el negro grafito y el blanco alpino.