Nuevo Opel Insignia Diésel y Gasolina con la Mejor Economía de Combustible de su Clase.

15-ago-2013

Motor nuevo Insignia

El potente y ultra eficiente motor de gasolina de inyección directa, al igual que los dos nuevos turbo diésel que permiten unas emisiones de sólo 99 gr de CO2 por km, contribuyen a ampliar la gama de motorizaciones disponibles. En las versiones de cuatro y cinco puertas con caja de cambios manual de seis velocidades y sistema Start/Stop, ambas versiones de potencia (120 CV/88 kW y 140 CV/103 kW) tienen un consumo combinado (según la normativa EC No 715/2007) de sólo 3,7 litros cada 100 km, mientras que el Sports Tourer consigue 3,9 l/100km. Como resultado, el Opel Insignia 2.0 CDTI es el coche diésel más eficiente de su clase y se coloca en la calificación de eficiencia A+ en Alemania.. Una gran cantidad de mejoras en el chasis contribuyen también a un mayor dinamismo de conducción y a un mayor confort de marcha. Al mismo tiempo, los ingenieros los ingenieros han hecho la nueva carrocería del Insignia aún más aerodinámica. Con un coeficiente de penetración en el aire de justo por debajo de 0,25, el Insignia es ahora la berlina más aerodinámica del mundo.

 

“El nuevo Opel Insignia ofrece lo que los clientes esperan de un prestigioso coche del segmento medio. Avanzados motores con alto par motor que combinan potencia con unos niveles ejemplares de consumo de combustible y, junto a nuestro chasis premium, ofrecen una sensación de conducción que va de suave y pausada a pura y deportiva”, dice Michael F. Ableson, Vicepresidente de Ingeniería de GM Europe y Miembro del Consejo de Adam Opel AG.

 

Tope: Turbo diésel de 99 gramos en dos versiones de potencia

La extensa y ampliada gama de motorizaciones del Insignia ofrece prestaciones y confort sin compromisos. Incluye una oferta de tres combustibles – gasolina, diésel y GLP (Gas Licuado de Petróleo) y ofrece una ancha banda de potencias disponibles desde los 120 CV/88 kW hasta los 250 CV/184 kW.

 

Los modelos Insignia 2.0 CDTI son los campeones de la economía y el ahorro de combustible. El nuevo 2.0 litros turbo diésel con 120 CV/88 kW o 140 CV/103 kW permiten unas emisiones tan bajas como 99 gr de CO2 por km (Sports Tourer: 104 gr/km) según la normativa EC No 715/2007, colocándole en la clasificación A+ de eficiencia. Las versiones de cuatro y cinco puertas con caja de cambios manual de seis velocidades y sistema Start/Stop consumen sólo 3,7 litros cada 100 km en ciclo combinado (Sports Tourer: 3,9 l/100 km) – los mejores valores en esta clase de vehículos. Lo que más se beneficia es el medio ambiente y la cartera de los propietarios. Comparado con su predecesor, la nueva versión de 140 CV/103 kW entrega 10 caballos más de potencia, mientras consume un 14% menos de combustible y tiene unas emisiones de CO2 un 13% inferior. Incluso en la configuración más potente, con 163 CV/120 kW a mano, el 2.0 CDTI necesita sólo 4,3 litros de combustible cada 100 km y tiene unas emisiones de sólo 114 gr de CO2 (Sports Tourer: 4,5 l/100 km y 119 gr/km de CO2), colocándole también la clase A+ de eficiencia.

 

Los motores 2.0 CDTI ofrecen una par soberbio. La versión de 120 CV/88 kW entrega hasta 320 Nm, mientras que su homólogo de 140 CV/103 kW entrega hasta 370 Nm. La versión de 163 CV/120 kW, disponible con tracción delantera o a las cuatro ruedas, ofrece diez Nm más, llegando a 380 Nm. Las cifras máximas de par se logran gracias a la función overboost automática que hace efecto a plena carga.

 

El tope de la gama Insignia diésel es el 2.0 BiTurbo CDTI de 195 CV/143 kW. Este motor diésel de altas prestaciones desarrolla un impresionante par de 400 Nm y se distingue por su rápida respuesta, así como por su ejemplar potencia en toda la gama de revoluciones gracias al sistema secuencial de dos turbocompresores. La compresión del aire de admisión en dos turbocompresores asegura una rápida respuesta al acelerador y una entrega constante de potencia. El doble sistema de refrigeración del aire de admisión con dos intercooler asegura una refrigeración optimizada para el aire comprimido en ambos turbocompresores. El sedán BiTurbo con caja de cambios manual de seis velocidades acelera de 0 a 100 km/h en sólo 8,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 230 km/h (Sports Tourer: 8,9 segundo y 225 km/h), mientras que consume sólo 4,7 litros cada 100 km. Las emisiones de CO2 de sólo 125 gr por km le colocan también en la categoría A de eficiencia (Sports Tourer: 4,9 l/100 km y 129 gr de CO2/km). Además de con tracción delantera y caja de cambios manual, el Insignia BiTurbo está disponible con caja de cambios automática y tracción adaptativa a las cuatro ruedas.

 

Potente, refinado y económico: Nueva generación SIDI de motores turbo de gasolina con inyección directa

 

En España, el motor de gasolina más destacado es el turbo de inyección directa: El 2.0 litros SIDI Turbo de 250 CV/184 kW y un par máximo de 400 Nm (SIDI = Spark Ignition Direct Injection – Encendido por Bujía Inyección Directa). Ofrece una soberbia entrega de potencia y una excelente suavidad de funcionamiento con gran economía de consumo de combustible. Puede ser asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades y función Start/Stop o a una nueva caja de cambios automática de seis velocidades de reducida fricción. Además de con tracción delantera, el 2.0 litros SIDI Turbo está disponible con tracción a las cuatro ruedas.

 

El motor de acceso a la gama Insignia de gasolina es el frugal y extremadamente limpio (Euro 6) 1.4 turbo con caja de cambios manual de seis velocidades y sistema Start/Stop. Entrega 140 CV/103 kW y 200 Nm de par máximo (220 Nm con la función overboost), pero necesita sólo 5,2 litros de combustible cada 100 km y emite 123 gr de CO2 por km (Sports Tourer: 5,6 l/100km y 131 gr/km de CO2 según la normativa EC No 715/2007).

 

Una opción de motorización alternativa y extremadamente económica es el Opel Insignia 1.4 GLP de 140 CV/103 kW con un par máximo de 200 Nm. Cumple – al igual que la versión de gasolina – las directrices de la restrictiva normativa Euro 6 de emisiones. Con un consumo de combustible de 7,6 litros cada 100 km (Sports Tourer: 7,9 l/100 km) en el ciclo combinado y unas bajas emisiones de 124 gr de CO2 por km (Sports Tourer: 129 gr/km de CO2), el Insignia GLP no tiene rival en eficiencia en la clase A. Además de las bajas emisiones y menores costes de combustible, otro beneficio es su gran autonomía: Funcionando como GLP/gasolina, se pueden cubrir hasta casi 1.700 km sin tener que parar a repostar.

 

Aerodinámico: El Insignia lidera los valores aerodinámicos

 

El ejemplar consumo de combustible es también resultado del diseño aerodinámicamente optimizado de la carrocería, incorporando muchas medidas que reducen el coeficiente aerodinámico. Entre ellas se incluyen el panelado de los bajos de la carrocería, el borde lateral del spoiler delantero más ancho, las carcasas de los pilotos traseros diseñadas para mejorar la separación de flujos de aire y un spoiler integrado en la tapa del maletero.

 

Los modelos Insignia con motor 2.0 CDTI de 120 CV/88 kW y 140 CV/103 kW y sistema Start/Stop equipan un moderno elemento aerodinámico adicional: Un obturador activo delantero. El aire que entra por la parrilla delantera para refrigerar el motor habitualmente suma hasta el ocho por ciento del coeficiente total del vehículo. Para reducir este efecto, un obturador cierra automáticamente la parrilla delantera para evitar que el aire entrante cause turbulencias. Cuando se arranca en frio, una ventaja adicional es que el motor adquiere de funcionamiento más rápidamente, lo que también beneficia el consumo y las emisiones de CO2. En el momento que el coche necesita más caudal de aire para refrigerarse, el obturador se abre automáticamente. Teniendo en cuenta todas las mejoras, los ingenieros de Opel han tenido éxito al dar al nuevo Insignia valores de referencia en prestaciones aerodinámicas. Con unos valores de Cx excepcionalmente bajos de justo por debajo de 0,25 para el Insignia cinco puertas y de 0,28 para el Sports Tourer, ambos modelos están entre los coches de producción en serie más aerodinámicos en sus carrocerías del mundo.

 

A elección del conductor: Puesta a punto del chasis confortable o deportivo

 

A pesar de su estricto objetivo en la eficiencia en el consumo de combustible, el nuevo Insignia no tiene compromisos en términos de confort. Más aún, el buque insignia de Opel también hace una nueva declaración en términos de chasis. Mientras el Insignia ha recibido muchos elogios por su comportamiento, maniobrabilidad y confort de conducción, la nueva versión eleva el listón aún más. Los ingenieros de Opel han hecho una gran serie de mejoras al chasis, incluyendo los amortiguadores, estabilizadoras y dirección, que han dado como resultado una mejora en el comportamiento frente a los ruidos y vibraciones y han elevado los niveles de confort. El Insignia equipa ahora nuevos amortiguadores y los llamados muelles de recuperación, mientas que los brazos de control de la suspensión son completamente nuevos, al igual que las manguetas que han sido construidas dentro de la arquitectura del chasis para mejorar el confort de conducción. Además, también se ha variado el diámetro de las barras estabilizadoras delantera y trasera.

 

El sorprendente chasis premium FlexRide de Opel, con su reconocimiento en tiempo real de las condiciones de conducción, también se utiliza por supuesto en el nuevo Insignia. Este innovador chasis interconecta todos los sistemas dinámicos de conducción e incorpora ajuste electrónico de la amortiguación, así como dirección asistida sensible a la velocidad. El conductor puede elegir entre tres modos de conducción: El Normal adaptativo para una conducción relajada, el Tour aún más suave y más confortable y el Sport para tener una respuesta más directa y una conducción más deportiva.