Nuevo Insignia OPC: Premiere mundial del motor definitivo de Opel.

26-ago-2013

El modelo de cuatro ruedas motrices hace su debut con un nuevo y actualizado aspecto y modificaciones en el chasis en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt (del 12 al 22 de Septiembre).

 

“El Insignia OPC deslumbra con nuevo brillo”, dice Volker Strycek, Director de Coches de Altas Prestaciones y Competición. “Con gran atención al detalle, nuestros ingenieros le han dado un decisivo ajuste de precisión. Esto es evidente en su diseño y en sus aún mejores prestaciones de conducción. Esto coloca al OPC de lleno en la primera división de los coches deportivos de tamaño medio fabricados en serie” Un conocido fan de este propulsor de Opel es el entrenador del Borussia Dortmund, Jürgen Klopp, que ya es una de las primeras personas que ha conducido el nuevo Insignia OPC.

 

Atención al detalle – dentro y fuera

 

El nuevo Insignia OPC impresiona a simple vista. El frontal y la trasera rediseñados, con elementos de diseño distintivos de OPC como los detalles de “dientes de sable” en el frontal y las salidas del escape integradas en la trasera, destaca su poderío y recuerda las vueltas a alta velocidad en el circuito de Nürburgring.

 

La atractiva carrocería condensa una gran tecnología de última generación. El chasis OPC se ha mejorado, con especial atención en el nuevo eje trasero revisado – al igual que en los demás miembros de la nueva familia Insignia – en la que los ingenieros han modificado alrededor del 60% de los componentes. Además, el comportamiento frente al ruido y las vibraciones se ha mejorado gracias a varias medidas de ajuste de precisión. El nuevo software del ESP permite una puesta a punto dinámica aún más precisa, especialmente en las reacciones al subviraje. El software modificado de amortiguación del chasis FlexRide con sus amortiguadores ajustables asegura el óptimo comportamiento. Esta programación específica de OPC mejora el dinamismo de conducción, permitiendo una respuesta más rápida y precisa frente a diferentes maniobras y condiciones de la carretera.

 

Con caja de cambios manual y tracción a las cuatro ruedas, el Insignia OPC acelera de 0 a 100 km/h en 6 segundos (Sports Tourer en 6,3 seg) y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente), mientras el consumo combinado es de 10,6 litros cada 100 km (249 g/km de CO2 según la normativa EC Nr. 715/2007). En la versión deslimitada, el OPC con caja de cambios manual alcanza una velocidad máxima de 270 km/h (Sports Tourer: 265 km/h). El sistema de frenos Brembo de altas prestaciones asegura una rápida y potente deceleración con la máxima estabilidad, incluso en casos de uso intensivo.

 

Además, el Insignia OPC se beneficia de su sistema de tracción 4x4 controlado electrónicamente. El sistema de tracción a las cuatro ruedas incorpora un embrague de alta calidad, que funciona según los principios Haldex, y un diferencial autoblocante electrónico para asegurar la mejor tracción. Este sistema se adapta constantemente a las condiciones predominantes en la carretera y varía la distribución de par imperceptiblemente desde 0 al 100% entre los ejes delantero y trasero, así como entre las ruedas traseras. En combinación con el chasis FlexRide controlado electrónicamente, el sistema de tracción a las cuatro ruedas establece nuevos estándares en términos de tiempo de reacción y control del vehículo.

 

El ambiente de competición fluye en el interior

 

El habitáculo recibe a los conductores de OPC con un ambiente propio de la competición. Los asientos Recaro de altas prestaciones, que también están disponibles tapizados en cuero y con función de memoria, la palanca de cambios OPC y un panel de instrumentos y consola central completamente nuevos rezuman un estilo premium. Además de la información básica, los conductores pueden controlar detalles específicos como la presión de aceite y su temperatura, la carga de la batería, la posición del pedal del acelerador, la fuerza de frenado o la aceleración g resultante de la aceleración lateral en la pantalla opcional de 8 pulgadas.

 

El nuevo volante de altas prestaciones (que opcionalmente puede ser calefactado) equipa levas de cambio cuando se combina con transmisión automática. Estas permiten al conductor del OPC realizar cambios manuales de marcha de forma extremadamente rápida, incluso cuando se conduce en modo automático. Si las levas de cambio no se accionan por un periodo superior a los 12 segundos, el coche sigue funcionando en modo automático. De esta forma el nuevo Insignia OPC combina confortablemente las ventajas del funcionamiento manual y automático.